"La Auditoría Superior del Estado (ASE) será la que dictamine posibles responsabilidades sobre los funcionarios del gobierno del pasado por no comprobar alrededor de un 90 por ciento de las dos mil 86 observaciones, derivadas del proceso de entrega-recepción", afirmó el alcalde de Puebla, Eduardo Rivera.

El presidente municipal capitalino también lamentó la falta de interés de los exservidores públicos por no cumplir con la entrega de información esencial sobre la operación del Ayuntamiento de Puebla

Al ser cuestionado en el tema, Rivera Pérez no dio detalles para no obstruir las revisiones correspondientes, además, evitó dar nombres de los exempleados de la administración municipal con más irregularidades. 

"No me toca señalar responsables, no nos entregaron información como escucharon en el dictamen ni siquiera información, no nos entregaron estados de obra contable, compras del área administrativa, el problema es que no entregaron la información del 90 por ciento de las observaciones, es delicado”.

Eduardo Rivera insistió que lo único que quiere puntualizar es que el gobierno anterior no entregó la información, cómo se indicó recientemente en el dictamen del Cabildo extraordinario, ni de las obras, ni de otros temas.

“Lamentamos que (los exservidores públicos) no hayan solventado esas observaciones, información de obras y estados financieros, que han afectado el arranque e inicio de la administración”

Subrayó que localizaron compras de pánico casi al cierre de la administración pasada y una constante carencia de información. 

Por otro lado, recordó que desde el comienzo de su gobierno, se comprometió a realizar un proceso apegado a derecho y transparente.

“Cuáles serán graves o no, será la auditoría y contraloría, lo que quiero decir es que la administración del pasado no nos entregó la información por eso hicimos el dictamen, para señalar que fue un proceso recepción responsable, completo, y saber de las actuaciones de los años anteriores”.

En sesión extraordinaria, el pasado 20 de enero, el Cabildo aprobó enviar a los a ASE el dictamen final del proceso entrega-recepción con las 2 mil 86 observaciones; el resultado fue que el 90% de los casos no los solventó el gobierno anterior.