Después de advertir que algunas casetas comerciales se han convertido en verdaderos focos delincuenciales, el presidente municipal anunció que únicamente faltan por retirar unas cuantas.

El alcalde acentuó que este tipo de programas está enfocado a evitar focos donde imperen los delincuentes para beneficiar a la población.

Reveló que desde el comienzo de su administración, el 15 de octubre previo, identificaron una gran cantidad de casetas sobre las vialidades, entre ellos en la 31 Poniente-Oriente, el personal de la administración procedió a retirarlas, ahora únicamente quedan cinco en la zona. 

“Cuando iniciamos la administración había una gran cantidad de casetas, entre otras, la 31 poniente y varias de ellas se encontraban en el arroyo vehicular, nosotros hemos avanzado y no pasan de cinco casetas las últimas que faltan de ser retiradas”, detalló.

Además, priorizó que la gestión se encuentra en proceso de diálogo y acercamiento con los propietarios de las estructuras metálicas para concluir el retiro.

Recordó que cualquier proceso o permiso se deberá pedir formalmente ante la Secretaría de Gestión y Desarrollo Urbano para evitar problemas. 

“Estamos en el proceso de diálogo y acercamiento para tratar de retirarlas y en algunas colonias estas casetas también se han convertido en focos de delincuencia, no venden nada, no se utilizan para comerciar, pero sí para delinquir, esas inmediatamente las hemos quitado para evitar cualquier incidente".

Subrayó que también visitaran zonas del municipio y no solo a colonias en donde  generalmente las estructuras se instalan sin permiso, sino en las avenidas principales, pero la administración municipal trabaja para evitar está práctica al margen de la norma municipal.

Anunció que si algún particular se siente agraviado por el decomiso de las casetas podrá acudir ante la autoridad para recuperarla, pero no se va a permitir que sean focos de la delincuencia.