"Los conflictos partidistas entre el PAN y Morena o cualquier otra fuerza política, serán siempre ajenos al alcalde", advirtió el presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera.

En ese sentido, recordó que la única acción capaz de moverlo con interés es trabajar cotidianamente para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

El alcalde de Puebla capital tampoco opinó sobre los señalamientos lanzados entre militantes de esos partidos políticos en días recientes.

Al mismo tiempo, añadió que las declaraciones de sus correligionarias entre la líder del PAN, Augusta Díaz con Genoveva Huerta, también se encuentran al margen del presidente municipal por estar enfocado a mejorar la situación de Puebla y sus habitantes.

“No quiero meterme en debates internos de los partidos, menos en procesos electorales, mi trabajo con mucho gusto es por la ciudad y pobladores”.

Eduardo Rivera recordó que estar a frente de la ciudad es una tarea ardua y compleja que requiere toda la dedicación y concentración del equipo que lidera; refrendó que no se distraerá con temas que no corresponden a la autoridad municipal.

“Los temas partidistas no voy a opinar al respecto quiero dedicarme a cambiar el rumbo de la ciudad, a eso me dedico, me empeño todos los días y disfruto esta responsabilidad que es compleja y difícil pero indudablemente es un honor conducir este proceso de corrección del rumbo de la ciudad”, finalizó.