Al advertir de la existencia de personas  interesadas en echar a pelear a Luis Miguel Barbosa Huerta y a Eduardo Rivera Pérez, el alcalde negó la existencia de un pacto político con Claudia Rivera Vivanco para aprobar su cuenta pública como lamentó el gobernador la víspera.

El alcalde negó también cualquier tipo de negociación para palomear los estados contables de su antecesora, como corrobora la Contraloría del Ayuntamiento, al comenzar 200 procedimientos administrativos en contra de exservidores públicos, pero la encargado de hacer las resoluciones es la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Además puntualizó que ya fueron citados 45 exempleados de primer nivel y directores por diversas inconsistencias, que cuando concluya está etapa se conocerá el proceder.

Recordó que los exfuncionarios que están sometidos a procedimientos en su contra pueden derivar desde una serie de amonestaciones, inhabilitaciones o hasta denuncias penales

"No hay nada de eso de pactos o acuerdos, tenemos dos centenares de procedimientos contra exfuncionarios, ya han sido citados por la Contraloría y esto lleva tiempo, está dependencia será la encargada de sancionar; apenas se han iniciado estos procedimientos en donde cabe desde una inhabilitación, multas económicas, suspensión si siguen trabajando en la administración, entre otras (sanciones)".

Refrendó que no caerá en el juego de esas personas interesadas en confrontarlo a la fuerza con el gobernador

"Por supuesto que hay personas interesadas en echarnos a pelear al gobernador y a mi, esta es una leyenda urbana que se trató de crear (sobre acuerdos con el pasado)".

En contraparte subrayó que lo único que quieren las y los poblanos es que tanto el gobernador como el presidente municipal trabajen conjuntamente.

"Lo que quieren los ciudadanos es que el gobernador y yo,  no entremos en este tipo de dimes y diretes para dar resultados a los poblanos".

Recapituló que Luis Miguel Barbosa y Eduardo Rivera tienen una  buena comunicación con el gobernador y sus funcionarios.

"Nos quieren echar a pelear, pero no lo lograrán, hay que evitar confundir las cosas, una cosa es la aprobación de la cuenta y otro los proceso de la contraloría y la ASE".