La reforma electoral propuesta por Andrés Manuel López Obrador, es muy densa y deberá privilegiar el diálogo, debate y el consenso de todas las fuerzas políticas en el Congreso de la Unión, no de una imposición, advirtió el alcalde, Eduardo Rivera Pérez.

Además, esperó que también se dé un gran debate a nivel nacional para evitar que se trate de una vendetta política.

"Espero que haya este gran debate y diálogo; ojalá que el resultado de esta iniciativa se pueda dar a través del diálogo y el consenso de todas las fuerzas políticas representadas en la Cámara de Diputados, en el Congreso de la Unión, que no sea una imposición de una mayoría".

Conocidos los primeros alcances de esta iniciativa y algunos puntos en los cuales puede estar de acuerdo, insistió, que se deberá esperar a tener un mayor conocimiento de los alcances de esta iniciativa.

Pero aclaró que como todo es perfectible, si necesita mejorar el sistema electoral y político mexicano, siempre existe la oportunidad de hacer algo positivo, pero se debe de aguardar para conocer a fondo los alcances de la reforma.