La efervescencia electoral que se vive al seno del PAN por la renovación de los puestos de elección popular, Eduardo Rivera Pérez la vive sin prisas ni ansias por estar únicamente alquilado y dedicado a transformar a Puebla para responder positivamente a quienes confían en su trabajo.

Además el alcalde refrendó su respeto a quienes se han adelantado en el camino para llevar sus pasos hacia algún puesto de elección popular.

Desde San Jerónimo Caleras, priorizó que tampoco le importan los llamados tiempos electorales porque su trabajo en la presidencia municipal lo ocupa de tiempo completo.

Recapituló que su único motivo que lo mantiene activo son las acciones y programas generados por él y su gabinete para corregir el destino de la maltrecha Angelópolis heredada.

Pero aclaró que hasta que lleguen esos tiempos electorales, fijará una postura que ya no tendrá marcha atrás.

Explicó que cualquier persona exclusivamente se fija metas en el presente, a mediano y a corto plazo por ser la única fórmula para salir adelante en cualquier situación positiva o negativa.

“Ahora lo más importante es el presente para eso estoy alquilado,  para eso me propuse para ser presidente y estoy entusiasmado porque estamos entregados para dar resultados palpables, de manera inmediata como lo propusimos, como lo he expresado en otras ocasiones, en mi caso seré respetuoso de aquellos que ya se adelantaron, que se quieran manifestar, que estén haciendo campaña".

insistió que se mantendrá trabajando por Puebla, posteriormente, cuando existan las condiciones políticas y cómo evolucionen los propios tiempos, lanzará su propio pronunciamiento político para el 2024.

"No llevo prisa, no como ansias, no estoy preocupado y cuando se acerquen las fechas daré un pronunciamiento con relación a mi persona y mi participación”, subrayó.