Al refrendar unión para reforzar la seguridad en Puebla capital para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, con la entrega de 155 patrullas nuevas con una inversión superior de 178.4 millones de pesos, el alcalde Eduardo Rivera Pérez y el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, advirtieron no estar dispuestos a dar ni un paso atrás para combatir a la delincuencia.

El presidente municipal subrayó que a pesar de recibir por el gobierno del pasado una Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), mermada con el 50 por ciento del parque vehicular hecho trizas y cámaras de vídeo-vigilancia abandonadas, el gobierno de la ciudad se ha puesto a trabajar para regresar la paz y tranquilidad a las familias poblanas.

Desde la explanada del mundialista Cuauhtémoc, insistió que no va a descansar al lado de la autoridad estatal hasta alcanzar nuevamente un panorama social en paz.

“Nos hemos puesto a trabajar y a dar resultados, lo dije claro y fuerte, (desde el comienzo de la gestión): no vamos a descansar hasta alcanzar la paz y la tranquilidad que se merecen las familias poblanas, por eso hemos puesto atención en la formación de nuevos policías, hemos graduado 138 cadetes y vamos por 165 más, siempre estaremos atentos en la seguridad”.

Recordó que en una primera etapa, la SSC de María del Consuelo Cruz Galindo recibió 60 automóviles tipo Sedán, 68 motocicletas y 27 Pickups, las unidades reforzarán el parque vehicular de la corporación y contribuirán a las labores de prevención del delito, vigilancia, reacción e inteligencia policial.

Priorizó que los municipales han debilitado a más de 70 células delictivas y al jueves 30 de julio, han capturado a tres mil 732 probables delincuentes de los cuales, tres mil 278 fueron remitidos al Ministerio Público.

Recapituló que la seguridad y la violencia, lastimosamente, están presentes en todo el territorio nacional y Puebla no esta exenta a la situación delictiva.

“Nunca como gobierno municipal, no nos quedamos de brazos cruzados, estamos empeñados en hacer de Puebla una de las ciudades más seguras del país, sé que es un enorme reto, pero lo hemos enfrentado juntos”.

Bajo esa perspectiva, refrendó su agradecimiento a la colaboración del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, con quien comparte la misma visión de tener una Puebla segura.

“Usted y yo, estamos comprometidos en combatir de frente al delito, reconozco su lucha frontal contra la delincuencia. Usted y yo trabajamos con mano firme y sin medias tintas. Usted y yo, compartimos el mismo objetivo: que los delincuentes no se adueñen de la ciudad y estado".

Siempre por la unidad y el bien de los ciudadanos

En respuesta Luis Miguel Barbosa, sentenció que su gobierno siempre estará dispuesto a trabajar hombro a hombro con la autoridad municipal para combatir la delincuencia.

Además recordó que el problema de la inseguridad que se vive al seno del estado y en el territorio municipal, deriva porque en anteriores administraciones municipales se vincularon con la delincuencia. 

"Lo digo con toda responsabilidad, anteriores administraciones (del Ayuntamiento) se vincularon con la delincuencia, este tema daba jugosas ganancias al círculo del poder, lo primero que tenemos que hacer los poderes públicos de hoy es garantizar que las fuerzas del orden no esten vinculadas a ninguna forma criminal".

Dijo que en la mancha conurbada se genera hasta el 45 por ciento de la comisión delictiva en todo el estado, por eso es importante reforzar todos los frentes para combatir la delincuencia

"Hay la sinergia más fuerte, donde se mueven las principales ganancias privadas y públicas, y todo lo que implica el movimiento social, económico y cultural en esta zona conurbada de tres millones de habitantes".