Hay historias que superan toda ficción. La de la bailarina mexicana Nellie Campobello, es una de ellas. La autora mexicana Sandra Frid decide desempolvar la historia de la también coreógrafa y publica en el sello Planeta, La danza de mi muerte tras una dedicada y minuciosa investigación.
 
En esta novela se conocerá quién fue la mujer que marcó el camino en la danza mexicana, su infancia, la relación con su madre y hermana Gloria, sus amores y amigos donde se encuentran los nombres de Martín Luis Guzmán, José Clemente Orozco y María Izquierdo entre otros. Narrada en primera persona permite que el lector se asome a la casa donde vivió aislada con el consentimiento de quien fuera su mejor alumna Cristina y su marido Claudio.
 
“Dicen que tengo 84 años. Se equivocan, no nací cuando dicen que nací. Soy más joven”, piensa. “Estas arrugas se deben a mi flacura, a la falta de ejercicio, de alimento. Vivo prisionera en mi propio hogar, donde once gatos, Trébol, mi loro, y yo, agonizamos poco a poco”, se dice Nellie Campobello, alguna vez directora de la Escuela Nacional de Danza.
  
En La danza de mi muerte, la escritora Sandra Frid muestra la indefinición en la que puede caer un ser humano por el hecho de envejecer en soledad, el abuso de confianza y la ambición. Una novela muy cercana que invita a la reflexión de que la vida no es un aquí y ahora.

Sandra Frid (Monterrey, Nuevo León, 1959) Estudió la licenciatura en Diseño Gráfico en la Ciudad de México. Realizó estudios de Filosofía en la Universidad Anáhuac y en el ICS; en la Universidad Iberoamericana estudió los diplomados en Novela Histórica, Literatura Israelí y Literatura Latinoamericana; y en la UNAM, Mujeres en la literatura. Ha publicado: Viaje fugaz (1995), Luz entre cenizas (Planeta, 2011), A través de su mirada (2003) y Mujer sin nombre (Planeta, 2012), con la que obtuvo el Premio de Novela del Grupo Editorial Vid, publicada por primera vez en 2007. Es coautora de la trilogía de cuentos: Las revoltosas (2010), Los revoltosos y algunas metiches (2010) y Los revoltosos (2011).