El fotógrafo estadounidense Spencer Tunick logró desnudar este domingo a más de 6 mil colombianos, quienes posaron para una serie de fotografías que buscan reflejar el progreso, la igualdad, el positivismo y la transformación de la sociedad colombiana.

Desde las 2 de la mañana, los participantes fueron llegando a la céntrica Plaza de Bolívar, en donde se tomó la primera fotografía de desnudo masivo de la instalación organizada por el Museo de Arte de Bogotá y Johnnie Walker.

Otras locaciones utilizadas por el artista neoyorquino fueron la Calle 10, el Teatro Colón y el Centro Cultural Gabriel García Márquez, también en el centro de la capital, cuyas calles estuvieron cerradas hasta las 10 de la mañana, cuando se tomó la última fotografía.

"Aquí estoy haciendo parte de este histórico momento donde los colombianos queremos dejar los prejuicios atrás y progresar", dijo Camilo Arrieta, uno de los participantes.

En una de las entradas a Plaza de Bolívar se instaló un tablero en el que los participantes escribían sus razones para quitarse la ropa y participar en la instalación.

Algunos dijeron hacerlo por la Paz de Colombia, otros por los buenos resultados de Colombia en la Copa América, otros para pedir igualdad y otros por simple amor al arte.

Según lo informaron los organizadores, con este número de participantes, Colombia se convirtió en el país de Sudamérica con mayor número de personas posando desnudas para la lente de Tunick.

Juan Sergio Valcárcel, director de Mercadeo e Innovación de DIAGEO, quien también participó en el evento, celebró la respuesta de los colombianos para hacer parte de este ejercicio que ya se ha hecho en ciudades como Barcelona y Ciudad de México, donde logró reunir a 19 mil personas en Plaza de la Constitución. 

"No habría podido ser de otro modo. El éxito de esta jornada es muestra de que el país está viviendo un momento histórico en el que está dejando atrás sus etiquetas y prejuicios para unirse en torno a un propósito común: progresar como sociedad", dijo.

Las fotografías tomadas este domingo constituyen la mayor puesta en escena artística que ha vivido el país en los últimos años, y serán parte de una exposición en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (Mambo) en el segundo semestre del año.