Con un promedio de 503 kilogramos de peso, fue aprobado el encierro combinado de las dehesas de Los Encinos y de La Soledad, para la corrida 16 de la Temporada Grande 2011-12, este domingo en la Plaza México.

En este programa 16 del serial mayor en el coso de Insurgentes, estarán en el ruedo el estelar rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza junto a los matadores mexicanos de a pie Fermín Spínola y José Mauricio.

Los Encinos es propiedad del ganadero Eduardo Martínez Urquidi, está localizada en el Rancho San Cirilo en el municipio de Pedro Escobedo en el estado de Querétaro y presenta una divisa en colores verde, rosa y azul.

Por su parte, el hierro de La Soledad es manejado por Dalel Zarur de González, con domicilio en el Rancho La Soledad en el municipio de Tetla, en el estado de Tlaxcala y presenta un emblema en tonos morado y azul celeste.

De este encierro aprobado y reseñado por el juez Jorge Ramos y el asesor Jesús Morales, destacó un toro de La Soledad, marcado con el número 069, el cual registró un peso de 540 kilos, llamado "Salsero" y con una pinta en entrepelado y bragado.

Este domingo se dará la presentación en el coso de Insurgentes del estelar jínete navarro Pablo Hermoso de Mendoza, quien hará de nueva cuenta una extensa campaña en ruedos mexicanos.

También se dará la presentación del diestro mexiquense Fermín Spínola, quien ha tenido buenos resultados siempre que está en el ruedo del coso monumental, de ahí que este domingo no será la excepción.

En tanto, el capitalino José Mauricio se ganó de nueva cuenta la repetición en esta Temporada Grande 2011-12, luego que el pasado domingo en la corrida por el 66 aniversario de la Plaza México, cortó una merecida oreja.

El pasado domingo en la corrida por el 66 aniversario, el español Julián López "El Juli" se alzó como el máximo triunfador, al cortar cuatro orejas, por una de su compatriota José María Manzanares y del mexicano José Mauricio.

Estuvo también en este festejo el joven torero guanajuatense Diego Silveti, quien se fue con las manos vacías de trofeos, con toros de la ganadería de Xajay, que tuvieron una buena presencia, pero un juego bastante irregular.