“Cuando estás hablando de llegar a una final de Champions, el desgaste no cuenta. Creo que todo es tan bonito que no llegamos a valorar lo que tenemos en nuestras manos. Achacar una derrota al cansancio es una excusa de perdedores", afirmó el zaguero del Barcelona. 
 
Gerard Piqué pidió "respeto" para el conjunto blaugrana pese a las derrotas sufridas en la última semana: "Se habla muy fácil de cambios de ciclo. Creo que este equipo, que ha ganado trece títulos en tres años, merece más crédito a pesar de perder un partido. Hay que esperar a que otros ganen títulos para hablar de un cambio de ciclo”.
 
Además, rechazó de esta forma que las dos últimas derrotas se deban a que el equipo no ha llegado físicamente bien al tramo final de la temporada. “Vamos a ganar o perder, pero lo importante es que, al menos dentro nuestro, tengamos siempre la sensación de haberlo dado todo”.
 
Luego de ser descartado por el técnico Pep Guardiola en los últimos dos partidos, en la ida en Stamford Bridge (0-1) y ante el Real Madrid (1-2), reaparecería en el once titular ante el Chelsea en Camp Nou.
 
La prensa deportiva lleva días especulando con la posibilidad de que la ausencia de Piqué en el terreno de juego se deba más a una cuestión extradeportiva que deportiva, ya que el catalán había sido un jugador clave en los clásicos en el marcaje a Cristiano Ronaldo y, en el caso del Chelsea, fundamental para neutralizar el juego aéreo de los ingleses.
 
El zaguero reconoció que la situación "es nueva" para él, pero que la asume con mucha tranquilidad. "Al técnico le pagan para tomar decisiones y elige a los que cree que son mejores en cada momento. Lo importante es ganar, no si jugué o no jugué. Yo quiero que mi club gane la final, hablar de actitudes, comportamientos, o si voy a jugar o no, no es relevante. Hablamos mucho más de los que ustedes creen”, remarcó.
 
Finalmente, Piqué felicitó al Real Madrid porque "hizo una temporada muy buena” y opinó que "si está donde está no es por los árbitros ni razones externas".