Pep Guardiola compareció ante la prensa una hora más tarde de lo habitual y se desataron todo tipo de rumores sobre su continuidad. 

Las conjeturas sobre si estaba anunciando su decisión a los jugadores no la desveló: “En los próximos días decidiremos con Sandro Rosell lo mejor para el club porque ya toca”. 

El técnico del Barcelona fue enigmático cuando fue cuestionado por la próxima Champions: “El Barcelona estará seguro”. Asimismo, después volvió a hablar de futuro en primera persona: “Ahora tenemos que prepararnos para el año que viene”.

Sobre la eliminación:No se le puede llevar la contraria al juego, es caprichoso. Este año no tocaba llegar a la final y ya está”. 

Es difícil encontrar una semifinal de Champions en la que hayamos hecho tantas cosas para pasar, pero no ha sido suficiente. Algo hemos hecho mal. Hemos fallado, no la hemos metido cuando hemos tenido oportunidad, y en momentos clave hemos tenido errores y sufrido goles en contra”, añadió.

El técnico desveló lo que le dijo a los jugadores antes del partido: “Les dije que creía que pasaríamos por una jugada ilógica en el último minuto. La lástima es que le hemos dado la vuelta a la eliminatoria en la primera parte. El primer gol nos hizo mucho daño. En la segunda parte era muy difícil entrar y no tenemos grandes tiradores desde media distancia”.

Cuestionado por si es la noche más triste en su etapa en el Barcelona: “No es la noche más triste. No sé ni qué siento. Miras al equipo y buscas qué decirles que han hecho mal y no lo encuentro. Esto forma parte de este juego”. 

El partido de Messi fue otra de las preguntas: “Hasta aquí hemos llegado gracias a este chico. Le agradezco más que nunca lo que ha hecho. Mi admiración hacia él es total. Es un ejemplo de competividad. No tengo ninguna duda de que pasará horas malas, pero es lo bonito de este deporte. A veces sonríes y a veces nos toca estar así”.

También valoró el entrenador la ovación del Camp Nou al final del partido: “Lo más bonito que hemos visto es que nos han llevado ellos a nosotros. Como equipo grande que somos hemos de agarrar a la gente, pero nos han llevado ellos a nosotros. Los jugadores estaban hundidos, hundidos, hundidos. Que entiendan que esto es parte del juego. Intentas controlarlo pero hay cosas que se escapan”.