El defensa croata Dejan Lovren, protagonista de la polémica falta que acabó rompiendo el empate entre Brasil y Croacia con un penalti, dijo que "200 millones vieron" que no fue falta.

"¿Por qué me preguntáis si era penalti? 200 millones vieron que no era penalti. No le toqué. ¿Cómo me podéis preguntar eso?", dijo furioso Lovren a la prensa.

En una jugada con el delantero brasileño Fred en el minuto 70, el árbitro japonés Yuichi Nishimuri interpretó que Fred, que cayó en el área mientras protegía la pelota, fue derribado por Lovren, algo que provocó airadas protestas de todo el equipo croata.

Neymar marcó el penalti situando el marcador en 2-1, al que el brasileño Oscar le añadió el tercer y último tanto de los locales.

"Estoy muy disgustado por toda esta situación. Nos merecíamos algo más. Lo mostramos a todo el mundo (...) Tenemos calidad para pasar de grupo", dijo Lovren.

Tras perder en su partido inaugural contra Brasil, la selección croata se jugará ahora el acceso a octavos de final en los dos próximos partidos, ante Camerún y México, respectivamente.