Real Madrid deberá devolver 18.4 millones de euros (20.5 millones de dólares) por la sobrevaloración detectada en la cesión de unos terrenos entre el municipio de Madrid y el equipo de la capital española.

Ello otorgó a este club una ventaja injustificada frente a otros clubes que ahora debe devolverse, dijo la Comisión Europea en un comunicado.

Las sumas son relativamente pequeñas para clubes que pueden permitirse pagar decenas de millones de euros en el fichaje de un solo jugador.

Utilizar el dinero de los contribuyentes para financiar a clubes de fútbol profesional puede falsear la competencia, dijo en un comunicado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

El fútbol profesional es una actividad comercial en la que está en juego mucho dinero. Los fondos públicos deben cumplir las normas de competencia leal y, en el presente caso, las subvenciones investigadas no las cumplieron, añadió.

El Real Madrid y el Barcelona están considerados los clubes más ricos del fútbol mundial, con una facturación anual de más de 500 millones de euros.

El Valencia deberá devolver 20.4 millones de euros, el Hércules 6.1 millones y Elche 3.7 millones por unos avales concedidos por una institución pública regional (Instituto Valenciano de Finanzas), que les permitieron acceder a préstamos con condiciones favorables en un momento de dificultades financieras.

Por último, cuatro clubes -Real Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y Atlético Osasuna- se beneficiaron de un impuesto de sociedades más bajo durante 20 años, pagando un 25% frente al 30% ciento que indica la ley para sociedades anónimas deportivas. Los cuatro deberán devolver hasta 5 millones de euros, estimó la Comisión.

En otro comunicado, la Comisión autorizó las ayudas que Holanda otorgó a los clubes FC Den Bosch, MVV Maastricht, NEC Nijmegen, Willem II y PSV Eindhoven, diciendo que eran compatibles con la normativa comunitaria.