La ofensiva de los Reales de Kansas City, actuales campeones de las Grandes Ligas,  produjo las cuatro carreras con las que la Liga Americana venció 4-2 a la Nacional y así ligar su cuarto triunfo de Juego de Estrellas, en el Petco Park, de los Padres.  Ahora el equipo de la Americana que llegue a la Serie Mundial tendrá la ventaja de casa.

El primera base Eric Hosmer, con un cuadrangular y un sencillo productor, y el catcher Salvador Pérez, con jonrón de dos anotaciones, impulsaron las anotaciones de los ganadores en el primer partido donde la Americana jugó como equipo local  en un parque de un equipo del Viejo Circuito.

El dominicano David Ortiz, de los Medias Rojas de Boston, jugó su décima y última edición del Juego de Estrellas; cuando dejó el partido fue largamente ovacionado.

El pitcher Johnny Cueto, de los Gigantes, fue el abridor por la Nacional, y se llevó la derrota. Trabajó una entrada y dos tercios en las que permitió un par de jonrones y tres carreras.

Por la Americana, Chris Sale, de los Medias Blancas de Chicago, actual líder de triunfos en Grandes Ligas con 14, fue el abridor y permitió sólo un hit,  jonrón productor de Kris Bryant, de los Cachorros de Chicago, en una entrada.

La victoria fue para Corey Klueber, de los Indios de Cleveland, tras retirar en orden, con un ponche, la segunda entrada.

La Nacional amenazó en la octava llenando las bases con dos outs, pero Will Harris, de los Astros, sacó la entrada con un ponche sobre el cubano Aledmys Díaz, de los Cardenales de San Luis.

Zach Britton, líder de salvamentos de la Americana con 27, entró en la novena, y aunque permitió un hit, retiró en tres bateadores para adjudicarse el rescate.

La Americana llegó a 42 triunfos a lo largo de todas las ediciones del duelo y se puso sólo a uno de igualar a la Nacional.