Tom Brady descartó apelar tras su más reciente revés judicial y cumplirá con su suspensión de cuatro partidos por el escándalo conocido como Deflategate.

Estoy muy agradecido por el enorme apoyo que he recibido de Robert Kraft (dueño de los Patriotas), la familia Kraft, el entrenador en jefe Bill Belichick, mis entrenadores y compañeros de equipo, el sindicato, mis agentes, mi amada familia y sobre todo, nuestros aficionados, subrayó Brady en su cuenta de Facebook.

Ha sido todo un reto de 18 meses que me llevó a tomar la difícil decisión de no continuar con el proceso legal. Voy a trabajar duro para ser el mejor jugador posible con los Patriotas de Nueva Inglaterra y espero tener la oportunidad de regresar al campo el próximo otoño, agregó Brady.

La más reciente apelación de Brady fue rechazada el miércoles por la Corte del Segundo Circuito de Apelaciones en Manhattan. El astro de la NFL hubiese tenido que convencer a la Corte Suprema de Estados Unidos para que aceptase su caso, y el máximo tribunal del país acepta apenas alrededor del 1 por ciento de las solicitudes de apelación que recibe.

Brady fue suspendido originalmente antes del comienzo de la temporada pasada, después que la liga descubrió que los Patriotas utilizaron balones inflados por debajo del mínimo aceptado en un partido por el campeonato de la AFC. Un juez revocó esa sanción el 3 de septiembre y Brady jugó toda la campaña de 2015, pero el 25 de abril, un grupo de tres jueces del Segundo Circuito falló en su contra.

 

El proceso puede seguir

El Sindicato de Jugadores de la NFL, a través de un comunicado, adelantó que el proceso puede seguir para pedir a la Corte Suprema su veredicto.

Después de estudiar cuidadosamente con Tom Brady, pensamos que en favor de sus mejores intereses decidimos no seguir con el proceso de anular la suspensión de cuatro partidos en la Segunda Corte de Apelación Federal, aunque dejaremos abiertas todas las opciones, incluido el derecho de petición de revisión ante el Tribunal Supremo, destaca el comunicado del sindicato de jugadores.