El magisterio disidente decidió salir a las calles, este fin de semana, en contra de lo que llamaron la evaluación punitiva, que se aplica en el Estado de Puebla, con la que valorarán la permanencia de los profesores, en el sistema escolar poblano.
    
Ante eso, el vocero del Consejo Democrático Magisterial Poblano, Miguel Guerra Castillo, recordó que en los 26 Estados del país, en que se aplican las evaluaciones, hay un creciente rechazo a la prueba magisterial, “pero no por temor, sino por las represalias que conlleva”, dijo.
    
Reveló que el examen a los profesores, inició con retraso en la totalidad de los centros educativos, pero lo peor, es que se aplicó con el rechazo del magisterio poblano, “por eso, llevamos a cabo, marchas y mítines contra la evaluación, que empezamos en Puebla, Izúcar de Matamoros, Huauchinango y en Atlixco”.
    
Dijo que desde el magisterio disidente, rechazan la implementación de la evaluación del desempeño de quienes realizan funciones de docencia, dirección y supervisión en educación básica y media superior.
    
Por eso, reveló que desde el pasado fin de semana, luchan por su plaza todos los profesores, los que fueron notificados del examen y los que no, “porque al final, saben que serán evaluados en los próximos meses”.
    
Dijo que las evidencias exigidas por la autoridad educativa, solamente fueron presentadas por el 10 por ciento de los profesores del sistema escolar poblano, por eso, reveló que desde el CDMP, los trabajadores de la educación, contarán con la asesoría jurídica necesaria, sobre el examen y sus consecuencias.
    
Ante eso, dijo que denuncian públicamente a los líderes “charros” que quieren “terapear” a los profesores haciéndole el trabajo al patrón, porque les dicen que la evaluación tiene bondades y por eso criminalizan a los profesores democráticos.
    
El dirigente de la disidencia magisterial poblana, reveló que la evaluación magisterial, se traduce en una persecución en contra de la mayoría de los profesores, entre lo que crece, cada vez la oposición a ser evaluados con los mecanismos que se utilizan en la actualidad.
    
Ante eso, aclaró que los profesores no tienen temor de las evaluaciones, porque recordó que esa dinámica se aplica desde hace más de dos décadas, pero sí les molesta el carácter persecutorio y punitivo de la prueba, porque deja a los trabajadores de la educación, con la posibilidad de ser corridos de su trabajo.

En Puebla no se puede hablar de paz y tranquilidad
    
Ante el arranque de la evaluación magisterial, el secretario general del SETEP, Eucario Lucero Cariño, dijo que en Puebla no se puede hablar de paz y tranquilidad al ponerse en marcho el proceso de evaluación para la permanencia en el servicio docente.

Y es que, reveló, la paz está asegurada, por la respuesta positiva de los profesores a la Reforma Educativa implementada por el Presidente Enrique Peña Nieto, pero la tranquilidad a los profesores de todo el país la deben de garantizar las autoridades de la Secretaría de Educación Pública federal y estatal.

Reveló que la tranquilidad está en función de las autoridades educativas, que se acerquen con los profesores, “queremos que se envíe el mensaje que la SEP estará con sus trabajadores, es importante que den confianza y que se genere esa tranquilidad que los maestros en Puebla deben tener.

Lucero Cariño, agregó que antes y durante el proceso de evaluación, debe existir total acompañamiento, “porque ha estado lleno de rumores, imprecisiones y ajustes por parte de la SEP y del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa”.

El líder del SETEP, afirmó que los trabajadores de la educación poblanos, están conscientes de ese proceso y no se pondrá ninguna objeción, pero lo que sí exigirán como representantes sindicales, dijo, es que de forma abierta y transparente se den a conocer los resultados de esa primera etapa de la evaluación para la permanencia.

Porque si algún profesor resultar no idónea para estar frente a grupo, dijo que le exigirán al patrón, que de inmediato, aporte al acompañamiento como está estipulado en la Ley del Servicio profesional Docente, para que tengan la seguridad laboral.

Cabe señalar que los procesos de evaluación, serán aplicados los días 14 y 15, 21 y 22, 28 y 29 del presente mes de noviembre, “tiempos en que la desconfianza en el magisterio poblano se ha tratado de combatir a través de cursos de preparación y capacitación.