Alrededor de 80 maestros fueron presuntamente defraudados para la entrega de viviendas, por las que pagarán alrededor de medio millón de pesos cada uno.

Al grito de “fuera Emilio, queremos nuestro dinero”, docentes integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), exigieron la destitución de su líder.

El fraude a su patrimonio podría ascender a 41 millones 600 mil pesos, en un fraccionamiento iniciado en el municipio de San Andrés Cholula y que a la fecha permanece clausurado por el ayuntamiento.

Han pasado tres años y los descuentos vía nómina continúan, pero la construcción de las viviendas está suspendida, por lo que acusaron al secretario general de la sección 23 del SNTE, Emilio Salgado Nestor.

Los descuentos fluctúan entre 4 y 5 mil pesos mensuales, explicó Alexei Núñez Gómez, abogado defensor, por lo que detalló ya se interpusieron dos denuncias penales, las que se integraron bajo los expedientes 3553/15 y 813/2016/Ote.

Las casas iban a ser construidas en camino a San Antonio Cacalotepec, en el denominado fraccionamiento residencial San Andrés Cholula, pero las obras están paradas.

Acusaron que fueron integrantes del SNTE, bajo las órdenes de Emilio Salgado Néstor, quienes los presionaron para lograr los créditos de hasta 500 mil pesos para las viviendas, aunque los descuentos eran muy altos.

Sin embargo, señalaron los cheques de los préstamos jamás pasaron por sus manos, sino se entregaron directamente a la constructora Perímetro Arquitectónico o Topacio, las que también están denunciados penalmente.

“Hubo inclusive acoso para entrar al proyecto, con préstamos arriba de medio millón de pesos, para que se invirtieran, descuentos vía nómina, cobrando en algunos casos hasta 58 pesos”, señaló la maestra Ruth Domínguez Arévalo.

“Después de tres años no se ha seguido con la construcción de viviendas, no han entregado casa, ni terreno, ni nada”, señaló al indicar que las obras fueron clausuradas por falta de permisos.

“Hubo una presión por parte del SNTE sección 23 de Alejandro Ariza y José trinidad Padilla, los cheques los pasaron directamente a la constructora”, dijeron.

“Queremos que nos den la cara, ya no queremos casas, queremos el dinero”, señaló al informar que sostuvieron una reunión con el líder magisterial, quien les dijo que ya no podrían hacer nada, que ellos habían aceptado, por lo que no temían a nada.

La adquisición

Los maestros adscritos a la sección 23 del SNTE, fueron llamados por su dirigencia para participar en una convocatoria de adquisición de vivienda auspiciada por los créditos magisteriales provenientes de los Fondo de Ahorro y Crédito (FAC-23), y Fondo de Ahorro y Retiro 23 (F-3).

Fue a principios del 2015, cuando realizó una convocatoria interna regional para maestros con los respectivos créditos, pero en especial a una constructora con los recursos.

La empresa Perímetro Arquitectónico, una constructora perteneciente al empresario Emilio Gómez Espinoza, recibió de manera directa los cheques de los educadores.

De este modo, acusaron, se les dejó sin la oportunidad de buscar con dinero en mano una opción diferente obligándolos prácticamente a comprar con la constructora, propuesta por el líder sindical Emilio Salgado Néstor.

De este modo se inicio de la construcción del fraccionamiento denominado "Residencial San Andrés Cholula F3" en un predio ubicado un predio rústico conocido como Tlatehuitla en el municipio de San Andrés Cholula.

Rompiendo con las respectivas reglas de operación de FOVISSTE, el terreno donde se edificarían las casas no cuenta con los servicios básicos, electrificación, agua potable, drenaje y alcantarillado, ni alumbrado público, situación que amplía la gravedad del fraude.

En por lo menos cuatro acercamientos entre el empresario, la dirigencia de la sección 23 y algunos de los docentes afectados, arrojó como resultado el ofrecimiento de suspender los descuentos.

Pero hasta la fecha no se ha cumplido, por lo que algunos docentes les llega su sueldo de apenas 86 pesos quincenales, dijeron, al sentenciar que irán hasta las últimas consecuencias en las denuncias.