El investigador, Daniel Mocencahua Mora, ganador  de la Presea Estatal de Ciencia y Tecnología “Luis Rivera Terrazas”, por su contribución a la ciencia y tecnología, llamó a cambiar la forma de la enseñanza de las matemáticas en la educación básica y demostrar que la ciencia no es aburrida.

El investigador, quien recibió en el Congreso del Estado la presea, indicó que hay que trabajar para rediseñar la educación y terminar con los tabús que existen en torno a las investigaciones científicas.

Actualmente, el galardonado es profesor investigador (Perfil PROMEP) de la Facultad de Ciencias de la Electrónica de la UAP. Es coordinador del Departamento de Gestión del Conocimiento (desde su fundación en 2009) y colaborador en el Cuerpo Académico Consolidado: “Entornos colaborativos digitales para el desarrollo de la Ciencia y la Tecnología”.

Explicó que, junto con un grupo de jóvenes, trabaja desde hace al menos 15 años por medio de Inter Cubo para llevar la ciencia y la tecnología a todos los niveles, desde niños hasta la gente mayor.

Dijo que se llevan estos conocimientos por medio de talleres, conferencias y cursos. Apuntó que es un trabajo de más de 15 años donde se interactúa con las personas, quienes ven robots y experimentos científicos.

Al preguntarle si la ciencia es aburrida, precisó que esto es falso e insistió que, cuando se llevan las exhibiciones con robots, no solo como los que aparecen en las películas, sino hechos por investigadores poblanos, en ese momento los niños se dan cuenta que no es aburrido ni difícil.

Mocencahua Mora, señaló que cuando se explica para qué se utilizan los robots en las ciencias exactas, en la medicina, o industria para hacer tareas precisas o peligrosas, principalmente los niños y jóvenes quedan sorprendidos y se despierta el interés por la ciencia.

El tabú de las matemáticas

El investigador señaló que un punto importante es terminar con los tabús y que no vean a las matemáticas como algo tan complicado.

Dijo que esto se logrará capacitando a los padres de familia y profesores, ya  que estos últimos tienen esas ideas y las transmiten.

El investigador de la Universidad Autónoma de Puebla, señaló que él trabajó en una maestría dirigida a profesores de la Secretaría de Educación Pública y se buscó que cambiaran las ideas de cómo se han enseñado las matemáticas.

Indicó que para ello se pide que utilicen la tecnología y algunos de los asistentes comenzaron a cambiar sus sistemas, dejando atrás la idea de que las matemáticas sean difíciles.

Asimismo, llamó a los padres de familia a que no piensen que lo mejor del mundo es algo que les da fama inmediata, sino que hay otras opciones que no dan fama, pero si se retribuye con cosas más importantes.

Explicó que siempre será más importante el descubrir cómo curar una enfermedad o construir una prótesis para quien carece de una extremidad.

Puebla en buen lugar

Sobre el lugar que ocupa el estado en cuestión de científicos, señaló que Puebla está fuerte, pero el problema es que no hay una vinculación tan directa con las industrias, se puede responder y tratar de resolver problemas de tipo industrial pero en ocasiones falta.

Lamentó que no se de esa vinculación, y dijo que son las empresas las que en ocasiones ponen los obstáculos para que los investigadores y profesionistas poblanos se incorporen a las mismas.

Explicó que el problema es que las grandes empresas obligan a los gerentes locales a tener gente certificada por la empresa, situación que encarece todo.

Dijo que ahora, lo que se hace es que se llevan a ingenieros poblanos a otros países para certificarlos y que posteriormente regresen, aunque en algunas ocasiones ya no lo hacen.

El perfil

Daniel Mocencahua Mora estudió de Licenciatura a Doctorado en Matemáticas por la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la Universidad Autónoma de Puebla. Inició el doctorado en Ingeniería Biomédica en la UPAEP y tiene diplomados y cursos en educación y TIC.

En la Facultad de Ciencias de la Electrónica ha impartido todos los cursos de Matemáticas en la licenciatura en Electrónica y en la Ingeniería Mecatrónica, ha dirigido tesis de ambas carreras. Asimismo, participó durante un tiempo como profesor y director de tesis de la Maestría en Electrónica con especialidad en Automatización de la misma facultad, dirigiendo tres tesis.

Como parte de las actividades del Departamento de Gestión del Conocimiento impartió cursos de alfabetización y actualización en TIC para docentes de la BUAP. Por parte de la DGIE impartió el Diplomado en Competencias Tecnopedagógicas y Habilidades digitales para docentes.

En colaboración con miembros del cuerpo académico citado ha publicado trabajos relacionados con entornos colaborativos, comunidades de práctica y gestión del conocimiento.

Ha dirigido tesis de la Maestría en Competencias Matemáticas en la Universidad Iberoamericana Puebla. En la misma universidad dirigió la tesis en el Doctorado Interinstitucional en Educación: INTERNALIZACIÓN DEL SIGNIFICADO DE OBJETOS MATEMÁTICOS A TRAVÉS DE LA ACCIÓN CON MANIPULATIVAS VIRTUALES. Un estudio microgenético de Alfonso Álvarez Grayeb, Ganadora del Premio Nacional Silvia Macotela 2011.