La percepción de inseguridad en Puebla aumentó del 68.8 por ciento al 81.9 por ciento, “estamos hablando que a nivel nacional no funciona la estrategia de seguridad”, alertó el coordinador de la maestría en Derechos Humanos de la Ibero Puebla, Rubén Alberto Curiel.

El académico señaló que estas cifras marcan una diferencia total de 13.1 por ciento más, en relación al año pasado.

“Hay temas de costo político en las próximas elecciones, porque este gobierno no está llevando a cabo las acciones para disminuir la inseguridad en Puebla y la zona metropolitana".

Curiel Tejada expuso que la percepción de la inseguridad en Puebla, de dos años a la fecha aumentó muchísimo, y al mismo tiempo, explicó que la pandemia de coronavirus hizo que bajara la percepción de inseguridad, porque la gente no salía y disminuyeron los índices delictivos.

"Pero la realidad ahora, con la nueva normalidad, la gente vuelve a salir y vuelven a aumentar los índices delictivos y la percepción de inseguridad".

Para los municipios de la zona metropolitana, dijo, habrá que ver la política pública que van a proponer y que no sea solo un paliativo como han sido otras políticas públicas en otros sexenios y nada más para cubrir y parezca que hacen algo.

El académico explicó que las autoridades deben actuar desde la parte preventiva y disuasiva, como por ejemplo, inversión en educación para la prevención del delito, y que esta no sea una política sancionadora que recrudezca penas para la sanción del delito.

“Las políticas de seguridad, de una policía metropolitana ya existían. No nos pueden venir a decir que no, porque ya se tenía, “existía una policía metropolitana, la que después desparecieron”.

Curiel Tejeda apuntó que se necesita una política pública integral y esto va a costar mucho trabajo, porque hay mucha disparidad entre los municipios conurbados a la ciudad de Puebla.

"Si bien es cierto, hay municipios que son muy grandes y tienen gran movimiento de desarrollo inmobiliario y económico, hay otros que no lo tienen de la misma manera".

Se tiene que hacer un estudio integral de la inseguridad en los diferentes municipios, que no es lo mismo Puebla capital con los demás conurbados.

“Es un tema sistémico y multifactorial que no lleva a decir que van a poner una policía y mas cuando muchas corporaciones policíacas están vinculadas a la corrupción”.

El tema de una política pública de seguridad en este caso debe de ser integral y debe verse con las diferentes secretarías de seguridad de los municipios.

La finalidad, es para ver cuales son las problemáticas de los municipios de la zona conurbada a Puebla, porque no es lo mismo la capital de los demás municipios.

Aclaró que hay diferencia de la percepción de inseguridad del municipio de Puebla con el resto de los demás municipios, sobre todo Amozoc.

Mientras en la capital poblana prevalece el robo a transporte público, a cuentahabiente y transeúnte, en otros municipios es mucho más complicado porque entran temas como el robo de combustible y robo de gas.