Una vez que se abra, definitivamente, el sector servicios, en tiempos de estabilidad de la pandemia, ante la reducción de contagios, en el sector terciario habrá incremento en los precios.

Así lo reveló el analista económico de la UPAEP, Anselmo Chávez Capó, “porque estamos hablando de dos años detenido donde la afectación de las empresas se hizo más que evidente”.

Por eso, aseveró que, cuando abran los negocios y la totalidad de los servicios, lo harán con un incremento, porque, además, perdieron mucho durante los dos años de confinamiento y de cierres productivos.

El académico de la licenciatura en Administración Financiera y Bursátil de esa institución católica reveló que la inflación en lo que resta del presente año, será muy parecida al 7 por ciento.

Y ante eso, recordó que, en las últimas cuatro mediciones Puebla observó un comportamiento más alto que la nacional, es decir, que la inflación fue mayor que el resto del país.

Aunque aseguró que, el incremento de la inflación no deberá ser menor al 7 por ciento, agregó que, no se descarta que venga una situación complicada para las familias promedio.

En el estado de Puebla, dijo, hay una apuesta por el sector secundario, el sector industrial, que hoy en día, representa el 30 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la entidad poblana.

Chávez Capó, señaló que, en el sector primario, se presentaron los incrementos más fuertes que inciden en el aumento a la inflación, por eso, insistió en que, el estado de Puebla se conservará un incremento más alto que el promedio nacional.

El tema clave para el llamado a la austeridad, dijo, es que el impacto que genera la inflación, que pega directamente en los salarios y por lo tanto, en los bolsillos del poblano.

Dijo ante eso, que los indicadores de la inflación se ubican por encima de los presentados el año pasado, por eso, dijo que, la pandemia ha pegado en todas las economías del mundo.

Por eso, prevé que los incrementos en bienes y servicios, pero también en alimentos y, sobre todo, en la canasta básica, mantendrán incrementos permanentes.

El experto en análisis económico de la UPAEP aseguró que, al país y al resto del mundo, les afecta el entorno internacional, debido al conflicto ruso-ucraniano que se mantiene en la actualidad.

Y aunque reiteró que, la pandemia se presenta a la baja, pero todavía hay distanciamiento social, dijo que todavía no se prevé una estabilidad en los mercados ni en la moneda mexicana.

Además, advirtió que, para el mes de septiembre, todavía se prevé alcanzar un pico de la inflación, que, en el noveno mes del año 2022, puede llegar hasta 8.5 por ciento.