La avenida 11 Norte-Sur y el Centro Histórico (CH) de la ciudad de Puebla, son las zonas consideradas focos rojos por el transporte público, consideró el urbanista de la Ibero Puebla, Francisco Valverde Díaz de León.

El académico aseguró, que en la zona de la 11 Norte-Sur se ha ido descongestionando, pero todavía se tienen afectaciones serias en la movilidad.

“Las zonas más complicadas, focos rojos, en el congestionamiento vial de la capital poblana, son, toda la 11Norte-Sur, que se ha liberado por la entrada de RUTA, que ha mandado el tránsito a calles aledañas”.

Agregó que en la 11 Norte-Sur y la zona centro hay una saturación impresionante del transporte público, porque como está planteada "la movilidad todas las rutas pasan por el centro y eso no es necesario”.

Añadió que hay mucha gente que se mueve por otras zonas que no tiene que pasar por el Centro Histórico, como el Periférico Ecológico, que estuvo pesando en la parte central en un sistema de transporte masivo, sin embargo, eso nunca ha sido así.

"Contrario a la oferta planteada dentro del proyecto gubernamental del periférico ecológico, a los poblanos nos han engañado con carriles de bicicletas que no son seguros".

En ese contexto, el académico de la Ibero Puebla reveló que no le prestan la atención suficiente para atender este tema, por ello, la movilidad se torna complicada cada día.

Ante ello, sugirió Valverde Díaz de León, es que la zona del Centro Histórico debe tener transporte público, pero con la característica de ser eficiente, de calidad y sustentable.

Sin embargo, añadió que el papel de las autoridades municipales sería pensar bien y planear, si ese sistema de transporte es con autobuses tan grandes y si tienen que entrar a la zona histórica.

El investigador señaló que era necesario el diseño arquitectónico y urbano, es que, no hay que detenerse, "hay que seguir invirtiendo y mejorar lo que se tiene, esa es una virtud, una potencialidad presente, que hay que continuar".

Aunque sabe que el transporte público tiene que ser un negocio, añadió que se debe convertir en un elemento que ofrezca un servicio que permita el desarrollo de la sociedad.

“Tiene que ser una concesión que cuide el medio ambiente, porque hay gases de efecto invernadero que está desprendiendo plástico por las calles”.

"Lo que se necesita, es un sistema de transporte público sustentable, que es la tendencia en todas las ciudades del mundo, en la actualidad".

Por otro lado, destacó que el transporte público que se tiene ahora mismo en la zona metropolitana de la ciudad de Puebla es inadecuado, “porque no piensan, por ejemplo, en las personas mayores”.

Los adultos mayores, son un grupo que tienen que hacer un esfuerzo mayor y es alto el riesgo que corren en abordar un transporte.

Para ello, dijo, ya hay tecnología no contaminante, de acceso universal, asequible para los ingresos de las familias, que son principios básicos, “es urgente tener políticas públicas en el transporte”.