El sistema de estacionamientos rotativos o parquímetros, iniciado el pasado fin de semana en el municipio de Puebla debe servir para mejorar el espacio público y reflexionar sobre otros tipos de movilidad en la ciudad, indicó el urbanista de la IBERO Puebla, Francisco Valverde Díaz de León.

Los estacionamientos rotativos podrían inhibir o disminuir la ocupación del coche, apuntó el investigador.

En entrevista para Intolerancia Diario, el especialista consideró que los parquímetros son una estrategia para inhibir el uso del automóvil.

“Yo pienso que tienen que ser parte de un cambio de modelo en la movilidad de nuestras ciudades”.

Explicó que la población, al percatarse de los recursos o el dinero que invertirá en los parquímetros, podría optar por otro tipo de movilidad.

"Es una medida parcial, pero que debería tener ese horizonte de demostrar que no es conveniente llevar el coche".

Señaló que debe existir un mejoramiento sustantivo de la movilidad urbana en la Angelópolis a partir de un transporte seguro, sin embargo, reconoció que hay muchas deficiencias en la materia.

Apuntó que la Red Urbana de Transporte Articulado en Puebla (RUTA) se encuentra en malas condiciones, mientras que, agregó, hay senderos peatonales en pésimo estado, repletos de obstáculos.

Sumado a lo anterior, mencionó que las unidades denominadas como "alimentadoras" no están bien articuladas.

Así, sentenció que la ciudadanía debe exigir cuentas claras a las autoridades municipales para que, con base en el dinero recaudado a través de los parquímetros, haya una mejora en los servicios públicos.

“No solo reflexionemos, sino exijamos a los gobiernos a que mejoren los sistemas de movilidad pública”.

En otro orden de ideas, comentó que habría que buscar alternativas en el uso de los parquímetros ya que estos obligan a que los usuarios estén familiarizados con los sistemas electrónicos o digitales.

Resaltó que las personas mayores a 70 años deberían ser auxiliadas por lo que respecta a la utilización de los estacionamientos rotativos.

A pesar de lo anterior, señaló que los sistemas electrónicos son cada vez más de uso común y hay que formar o educar a la gente para que los ocupen, aunque se trate de adultos mayores.

En ese sentido, recomendó que el Ayuntamiento de Puebla implemente un oportuno sistema de educación y formación.