Ser presa del crimen organizado, ser secuestrados, extorsionados, riesgo de ahogarse en el río Bravo y hasta morir, son los grandes problemas que enfrentan los migrantes al intentar llegar a Estados Unidos, señaló el especialista de la Ibero Puebla, Guillermo Yrizar.

Para el responsable del programa de migración del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría (IDHIE),  los migrantes que van en busca del sueño americano, se enfrentan a múltiples y crecientes riesgos en su trayecto.

En particular, para el caso de la frontera entre México y Estados Unidos, las personas que cruzan de manera clandestina se enfrentan a peligros sociales y medioambientales.

Guillermo Yrizar señaló que dentro de las principales dificultades que enfrentan los migrantes en su trayecto y particularmente en la frontera con Estados Unidos, se presentan en la región por la que buscan pasar y son distintos en una y otra.

Dijo que durante 2022, e incluso ya desde hace más de tres décadas, las personas que emigran de manera irregular, no autorizada o clandestina al cruzar las fronteras, desde México y otros países en Centroamérica a Estados Unidos, enfrentan riesgos crecientes.

Es decir, dependiendo del lugar específico de cruce entre Matamoros y Tijuana, las personas que pretenden llegar al “otro lado” ponen en riesgo su vida ante diversos grupos del crimen organizado.

Esos criminales, dijo Guillermo Yrizar, los pueden secuestrar y extorsionar en casas de seguridad o escondidas y hacinadas en vehículos como ocurrió en el caso reciente de San Antonio, Texas.

El especialista de la Ibero Puebla, reveló que también se exponen a ahogarse o ser arrastrados por corrientes de agua en el Río Bravo.

Además, también se exponen a caminar por varias horas o días por montañas, cerros o desiertos muy lejos de zonas urbanas, con poca o nula orientación, y también poner en riesgo su vida ante temperaturas extremas.

Dijo por ejemplo que, las altas temperaturas en el día, y muy bajas temperaturas en la noche, pueden afectar su supervivencia.

El académico de la Ibero Puebla dijo que, en ambos lados de la frontera, también las personas se exponen a ser detenidas por autoridades migratorias o policiacas de ambos países.

Además, reveló el responsable del programa de migración de la Ibero Puebla, que, en algunos casos, los migrantes sufren abusos por parte de autoridades y que no se respeten sus derechos humanos.

Por otro lado, alertó los abusos que se presentan en las estaciones migratorias a las que llegan los migrantes de diferentes partes del mundo, sobre todo de Centroamérica.

Finalmente dijo que, al ser México un país de migrantes y que depende mucho de la migración, las autoridades federales del rubro todavía llevan a cabo prácticas con mucha invisibilidad y discrecionalidad.