Una vez más, el cantante Alberto Vázquez demostró ser uno de los consentidos del público poblano, principalmente del femenino que no solo cantó sus canciones, sino también toda la noche se desbordaron en aplausos y piropos para el cantante.


El concierto programado a las 21:00 horas, en el auditorio Siglo XXI, empezó 10 minutos después, asistieron más de 3 mil personas, algunos para festejar el Día de las Madres y otros más para revivir momentos con las canciones de Vázquez.


Vestido de traje negro, al igual que sus nueve músicos y dos coristas, desde su salida empezó el cantante a interactuar con el público, al mismo tiempo que cantaba sus primeras canciones de la noche, entre estas uno de sus más grandes éxitos “16 toneladas”, otras más fueron: “Para decir adiós” (acompañado de Yolanda Salinas, una de sus coristas), “Corte una flor”, “Tú significas todo para mí”, “Fue en un café”, “Olvida”, “Si la invitará esta noche” ( a dueto con su corista Leticia Salas), “Babalú”, “Serenata”, entre otras.


Sin embargo, a pesar de que se esperaba la presencia del mariachi para acompañar a Alberto con algunos de sus éxitos en este género, no estuvo presente, pero con los buenos músicos que traía deleitó a la gente con canciones como: “Llorona”, “Traigo un amor”, “Un viejo amor”, “Por un amor”, “Es un buen tipo mi viejo”, cerrando nuevamente con sus clásicos temas: “Al modo mío” y “El pecador”, recibiendo una ovación de pie por parte de los presentes al concierto.


La interacción con el público


El concierto que duró poco más de hora y media, tuvo no sólo canciones, también plática con el público, entre sus frases y palabras de la noche: “qué bonito estar aquí, veo muchas parejas, yo creo que hay secretos para mantener un matrimonio de muchos años, lo cierto es que sí se puede”.


Otras más: “la gente a veces piensa que esta carrera es muy fácil pero no es así, sin embargo no me quejo, tengo el cariño del público y de amigos del medio”, a lo que agregó: “bueno no todos como mi amigo ‘El Papa’, pero no me refiero al actual Benedicto XVI sino a uno que ya saben, (refiriéndose a Enrique Guzmán), le decimos ‘El Papa’ pero porque el se volvió ‘Adicto a los 16’, aunque diga que no”.


La gente, complacida


Algo que también destacó en este concierto, además los piropos por parte de las mujeres presentes, fue la entrega continua de flores al cantante, donde todas quería entregárselas en mano y saludarlo, quienes no pudieron hacerlo, las aventaban al escenario.


Por su parte, la gente opinó: “fue el mejor regalo ver a mi ídolo de la juventud”, “para mi siempre fue el mejor, ni Enrique, ni César, sólo Alberto está en mi corazón”, “cantó todos sus éxitos y me fascinó más el concierto, siempre que viene a Puebla compro boletos para su show”.


También los caballeros opinaron: “siempre se ha destacado por su voz, es única al igual que su estilo”, “a mi esposa y a mí nos gusta mucho las canciones de Alberto, de hecho nos enamoramos con sus éxitos”, “sigue con una gran voz”.


***


A la mitad del concierto una señora le gritó: “Canta Acompáñame” a lo que respondió el cantante: “señora esa la canta otro cuate, que de hecho ya ni canta el viejito”; luego le gritaron “chiquitito” a lo que contestó: “otra vez me confunden, ése es César Costa señora”.