Puebla recibió el rugir de más de una centena de poderosos motores de espectaculares motocicletas que circularon en procesión de bickers por las principales calles de Cholula y Puebla.

Jóvenes y viejos en motocicletas de todas marcas, desde las fantásticas y envidiadas Harley Davidson, hasta Kawasaki y BMW, invadieron por varias horas Puebla, con la intensión de llevar el mensaje del Love Ride.

Muchos de los conductores emulaban o trataban de parecerse a viejos actores del cine de Hollywood de la época de Oro de las pandillas de motociclistas estadounidenses, como Marlon Brando y James Dean.

Los bikers atravesaron por la recta a Cholula, avenida Teziutlán en la colonia La Paz, Reforma hasta el bulevar 5 de Mayo, para pasar por circuito Juan Pablo II y el puente 475, para enfilar a la vía Atlixcayotl. Como meta tuvieron el Complejo Cultural Universitario (CCU) donde se dio el espectacular concierto de Miguel Mateos.

El desfile inició en la milenaria Cholula, prácticamente a uno de los costados de la emblemática pirámide. Luego se dirigió por la recta a Cholula. Posteriormente, en la Angelópolis, recorrió las avenidas más importantes de Puebla. Uno de los puntos donde más expectativas causó fue cuando la caravana entró al centro de la ciudad, donde miles de personas se dieron cita para disfrutar el espectáculo.

La gira Love Ride, que inició en California en la década de los 80 —originalmente como el Carnaval de Motociclistas— llegó a México en 2010 con iniciativa de la asociación CiberlexMedia y Nueva Esperanza, institución que ayuda a niños de escasos recursos que padecen cáncer.