A la arquidiócesis de Puebla no le corresponde realizar ninguna investigación sobre las actividades de la casa hogar Domingo Savio, puesto que la arquidiócesis no mantenía ninguna relación con dicha casa hogar.

Además, el obispo auxiliar de Puebla, Felipe Pozos Lorenzini, manifestó que la arquidiócesis no reconoce a Tomás Armando Durán.
Pozos Lorenzini negó que la arquidiócesis sostuviera una relación con la casa hogar.

Además, el obispo pidió a los feligreses revisar en la página web de la arquidiócesis por si alguna persona que se presenta como religioso lo sea realmente.

Pozos Lorenzini expresó que la Iglesia diocesana en Puebla cuenta con 418 sacerdotes y 130 sacerdotes religiosos de las distintas congregaciones, por lo que si alguien duda si una persona es un religioso lo puede consultar en dicha página web.

El obispo auxiliar expresó que la arquidiócesis le entregaba alimentos a la casa hogar por medio del Banco de Alimentos, como lo hace con otras instituciones. Este miércoles concluyó el segundo sínodo diocesano. En el acto clerical asistieron unos 200 religiosos con temas como la nueva evangelización, los medios de comunicación, la educación y rezo pastoral ente las denominaciones católicas.

“Esta casa no tiene nada que ver con la Iglesia católica. Ciertamente, el Banco de Alimentos la apoyaba. El Banco de Alimentos apoya a 40 instituciones que piden ayuda. El Banco de Alimentos solamente apoya. Yo si quisiera que quedara muy claro: no son sacerdotes, no dependen de la Iglesia, tampoco son salesianos”.

El lunes se informó que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) detuvo a tres personas.

Los detenidos, Crispín García Sánchez, Javier Valencia Ramos y Tomás Armando Durán Martínez, fueron acusados de abuso sexual.
La procuraduría rescató a 33 menores de edad y 10 jóvenes de la casa hogar Domingo Savio. La casa hogar se hallaba en la colonia 20 de Noviembre.

La averiguación previa se asentó en el expediente 1768/2014/AESEX.

La arquidiócesis se desligó de estas personas que se presentaban como religiosos.

Los temas del sínodo
El sínodo diocesano sirve para que el arzobispo con sus arzobispos auxiliares aborden la problemática de la arquidiócesis, como la migración de los creyentes católicos a grupos religiosos no católicos. 

En el sínodo participan siete obispos, 97 sacerdotes, 40 religiosas, 44 laicos y 12 observadores. 

Los datos del censo del INEGI 2010 indicaron que 91.6 por ciento de poblanos son católicos y sólo un 9 por ciento de los poblanos ha migrado a uno de los 70 grupos religiosos no católicos.

De acuerdo a Pozos Lorenzini, uno de los temas que ocupó principalmente la atención del sínodo fue la migración de los católicos hacia otros grupos religiosos.

Sin embargo, Pozos Lorenzini señaló que los católicos que transitan hacia otra religión no lo hacen por razones doctrinales, sino por lo que llamó razones vivenciales.

Para el obispo auxiliar y director del Seminario Palafoxiano, al analizar cuáles son las razones que motivan a los creyentes a cambiar de religión, se detectó que el trato que reciben en su comunidad religiosa les resulta relevante para decidir si conservar la misma religión o trasladarse a otras.

“Muchas veces la gente que sale de la Iglesia no lo hace por lo que los grupos no católicos creen, sino por lo que ellos viven, no por razones doctrinales sino vivenciales”.

El obispo auxiliar consideró que quienes abandonan la Iglesia católica no lo hacen porque la doctrina católica no los satisfaga, sino por la recepción en sus comunidades.

“La gente no se va porque falta doctrina, la Iglesia no crece por proselitismo sino por atracción”, defendió Pozoz Lorenzini la posición eclesiástica.

De acuerdo al obispo auxiliar en el análisis realizado por la arquidiócesis hay unos 70 grupos religioso no católicos en la entidad.

Pozos Lorenzini estimó que la salida de católicos hacia otra fe es poco frecuente en el estado de Puebla, de acuerdo a los datos del censo 2010 del INEGI.

El obispo auxiliar resaltó que si los feligreses se sienten acogidos por la comunidad religiosa entonces conservaran su fe. 

Los fieles que no se sienten satisfechos en la Iglesia católica migran hacia estos grupos religiosos. 

Entre los mensajes que se compartieron en las actividades del sínodo se resaltó que la Iglesia en Puebla se ha caracterizado por ser un agente de cambio humanizador y cultural.

En el sínodo, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, también se llamó a anunciar el evangelio con alegría, en la misa de inicio de la segunda del sínodo diocesano.