La Ciudad de México y la de Puebla comparten la misma cantidad de partículas contaminantes, así lo determina el último estudio Global Urban Ambient Air Pollution Database, realizado por la OMS.

De acuerdo a la base de datos liberada, la CDMX presentó un promedio anual de 20 PM 2.5; misma cifra se registró en la medición de la Angelópolis.

Pese a tener los mismos niveles de contaminantes, en la Ciudad de Puebla no se ha implementado algún programa para mejorar la calidad del aire que respiran los poblanos.

El gobernador Rafael Moreno Valle –a través de su cuenta de Twitter- sostuvo el martes 29 de marzo, que en Puebla no se aplicaría el programa Hoy No Circula pese a que su homologo de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera reveló que todos los gobernadores de los estados que integran la Megalópolis como Hidalgo, Estado de México, Puebla y Tlaxcala, se habían comprometido, un día antes, a aplicar el recorte durante una reunión sostenida un día antes en la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) 

Es preciso señalar que los datos recabados por la OMS fueron entregados, en el caso de puebla, por la Semarnat; mientras que los de la Ciudad de México fueron entregados por la Secretaría del Medio Ambiente del GDF (Sedema)

El estudio internacional también ajusta que la capital poblana reportó 4 estaciones para monitoreo de la calidad del aire, el Distrito Federal 7.

El resto del país

El reporte de la organización Mundial de la Salud (OMS) sólo evaluó a nueve ciudades en México, destaca Monterrey, Nuevo León que registró 36 PM 2.5; le sigue Toluca con 33 PM; Salamanca con 28 PM, después León con 27 PM.

La quinta ciudad más contaminada en México es Irapuato con 26 PM, después está Silao con 24 PM 2.5; Puebla y la Ciudad de México comparten el séptimo lugar con 20 MP y el último lugar es Guadalajara con 19 MP.

Cuando se analiza el nivel de contaminación en el aire, lo que se busca es la concentración de partículas muy pequeñas denominadas PM o partículas materiales. El número al lado derecho indica el tamaño de esta partícula: PM10 para denominar a las partículas en un rango entre los 2.5 y 10 micrómetros de diámetro y PM 2.5 para todas aquellas partículas más pequeñas que 2.5 micrómetros de diámetro. El diámetro del cabello humano cortado transversalmente es de 70 micrómetros, 7 veces más grande que el PM10.

 

Más de 3 millones de muertes prematuras

La OMS comparó la calidad del aire de 795 ciudades de 67 países, para ello analizó los niveles de partículas (PM10 y PM 2.5) durante cinco años de 2008 a 2013. Estas partículas contienen sulfatos, nitratos y carbón, mismas que entran a los pulmones y el sistema cardiovascular envenenándolos y causando graves riesgos para la salud.

Más del 80% de las personas que viven en ciudades están expuestas a niveles de contaminación que superan los niveles recomendados, señala el estudio y agrega que la polución atmosférica causa más de 3 millones de muertes prematuras cada año.

Diesel Gate una muestra del crecimiento industrial no sustentable 

María Neira, directora del departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud de la OMS subrayó –en una entrevista para El País-, la importancia de aplicar modelos de crecimiento industrial que sean amigables con el medioambiente: “Hay una inversión que da prioridad al crecimiento industrial, que podría ser paralelo a la protección de la salud de la gente, pero que no lo es. No hay la misma inversión en filtros para que ese desarrollo industrial no contamine. No hay una preocupación para fabricar un producto pero al mismo tiempo no matar a las personas”.

En el mismo encuentro, la especialista también toca el Diesel Gate, el escándalo internacional que se desató tras conocerse que Volkswagen truqueaba sus motores:

“Creo que ese ha sido uno de los fraudes más decepcionantes. Nos deja a todos con mal sabor de boca. Unas semanas antes de que se conociera el caso, el Senado francés me había invitado a una reunión técnica sobre la contaminación. Hablamos precisamente de los coches diésel y allí estaban grandes jefes de la industria automovilística. Nos decían que los de la OMS no conocíamos cómo de limpios eran los nuevos vehículos diésel. Y unas semanas después se conoce este fraude”.

El dato
Otras ciudades del mundo que también comparten el mismo promedio de PM 2.5 son San Fernando, en Chile y Alajuela en Costa Rica.