Tras anunciar que el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, podría presidir la misa del 12 de febrero en la basílica de Guadalupe, el obispo auxiliar, Felipe Pozos Lorenzini, pidió no caer en radicalismos nacionalistas que lleven a construir también muros contra la gente de Estados Unidos.

Advirtió que Donald Trump no es Estados Unidos, por lo que debe prevalecer la prudencia para poder atender los problemas que se enfrentan y destacó que en el vecino país hay muchas muestras de apoyo hacia México.

Comentó que la iglesia nunca estará a favor de que se construyan muros que solo causan la división de la sociedad y destruyen a las familias, por ello el llamado es a que existan puentes de entendimiento.

Sobre la situación de los migrantes, recordó que la iglesia católica tiene algunas casas de migrantes donde atiende principalmente a centroamericanos que cruzan el estado, quienes llegan a pasar de una a dos noches en los lugares para después seguir su camino al país del norte.

Puntualizó que la zona de El Calvario, San Felipe Hueyotlipan, la iglesia de la Señora de los Desamparados, entre otras sedes, fungen como casas de migrantes. Indicó que diariamente registran la visita de 25 indocumentados.

Comentó que en San Felipe Hueyotlipan, el padre Alberto Vivar, incluso es quien sirve personalmente los alimentos a los migrantes.

La Peregrinación Guadalupana

El encargado de la arquidiócesis indicó que se espera, de acuerdo a lo reportes médicos, que el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa pueda estar presente en la celebración de 12 de febrero en la  Basílica de Guadalupe e informó que se recupera satisfactoriamente después de que hace dos semanas sufriera un infarto.

Recordó que como cada año la Arquidiócesis de Puebla peregrinará a la Basílica de Guadalupe para ponerse en manos de Dios por intercesión de la Virgen María. La Misa será a las 11:00 de la mañana.

Dijo que esta peregrinación fue instituida en 1887 por el Obispo José María Mora, a sugerencia del Padre Ramón Ibarra, quien sería el primer Arzobispo de Puebla, desde entonces, año con año, se ha llevado a cabo esta peregrinación interrumpiéndose de 1926 a 1929 a causa de la persecución.

Además, hizo recomendaciones a todos los peregrinos para extremar medidas de precaución con el fin de evitar accidentes durante sus traslados.

“Pedimos que cada peregrino vaya debidamente identificado de ser posible usen el logotipo oficial de la peregrinación que pueden descargar de la página webwww.arquidiocesisdepuebla.mx. De igual forma se sugiere que todos los contingentes lleven el logotipo de la peregrinación en sus autobuses, camionetas, bicicletas o cualquier tipo de transporte”.

Suspenden servicio en Huehuetlán

Posteriormente, el obispo auxiliar informó que se dio la orden para que ningún sacerdote oficie en la Iglesia del Niño Doctor, en Huehuetlán el Grande, luego de que hay un conflicto con los mayordomos quienes insisten en administrar el templo.

Indicó que, violando la ley, quieren disponer de un inmueble que es propiedad federal y que está bajo la custodia de la arquidiócesis.

Expresó que anteriormente nadie rendía cuentas de lo que se recaudaba y ahora la iglesia transparencia y que los recursos se utilicen para el culto, evangelización y apoyo a los más necesitados.

Aclaró que se mantiene el diálogo con el grupo de inconformes, pero no se les puede ceder la administración del templo.

Ordenaciones sacerdotales

En otro tema, Pozos Lorenzini anunció que el viernes 10 de febrero a las 10:00 de la mañana en Catedral, recibirán el orden sacerdotal 8 diáconos y el diaconado 3 seminaristas.

Dijo que esto se da después de 9 años de formación y habiendo obtenido las licenciaturas en filosofía y en teología, los seminaristas son ordenados diáconos y después sacerdotes. 

Actualmente la Arquidiócesis de Puebla cuenta con 295 parroquias y 50 rectorías, que son atendidas por los 444 sacerdotes diocesanos y aproximadamente 99 sacerdotes religiosos.