Empresarios integrantes del Consejo para el Desarrollo Industrial, Comercial y de Servicios (CDICS) rechazaron corresponsabilidad sobre las fallas y deficiencias que muestra el Centro Expositor, por lo que pidieron al gobierno estatal solicitar la comparecencia de los ex secretarios de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (Seduop) y de Finanzas y Administración (SFA).

Ante las fallas estructurales que han surgido en el Centro Expositor por la realización de la Feria de Puebla, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Luis Rodríguez Fernández, deslindó de cualquier responsabilidad al CDICS, debido a que la información recibida nunca fue transparente.

Cabe recordar que el CDICS fue un órgano descentralizado al gobierno estatal creado en 2005 con la finalidad de gestionar la captación del Impuesto Sobre Nómina fijado en una tasa de 2 por ciento a empresarios con base en la plantilla de trabajadores.

La captación de dicho impuesto —administrada por la entonces Secretaría de Finanzas y Administración— estaba dirigida a edificar proyectos de gran potencial económico, como en su momento se destacó con el Centro Expositor y de Convenciones, cuya inversión ascendió mil 600 millones de pesos.

A pesar de ser el organismo responsable en la operación del impuesto, los integrantes del CDICS nunca contaron con información precisa sobre el manejo financiero y asignación presupuestal en la magna obra ubicada en la zona de Los Fuertes.

Ante esta situación, el dirigente empresarial aseguró que se carece de información sobre el tema, incluyendo los procesos de contratos con las constructoras participantes en la edificación del recinto, además que nunca hubo disposición por parte de las autoridades para aclarar las dudas de los empresarios.

Los funcionarios relacionados con la operación del CDICS eran Javier García Ramírez, exsecretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas; y Gerardo Pérez Salazar, exsecretario de Finanzas y Administración.

Recordó que a pesar de la figura de consejeros, nunca se concretó un diálogo directo o de intercambio certero de información con los ahora exfuncionarios de la anterior gestión gubernamental.

En este sentido, Rodríguez Fernández pidió a la Contraloría del estado llamará a comparecer a los exfuncionarios, considerando la opacidad y escueta información proporcionada a los integrantes del CDICS.

Según Rodríguez Fernández, la localización del Centro Expositor fue una decisión de la que el comité de empresarios no era responsable, por lo que muchas de las acciones sobre dicho proyecto se realizaron de forma arbitraria por parte del entonces gobierno estatal.

Cabe precisar que la obra del Centro Expositor se presentó con un primer presupuesto de 700 millones de pesos, luego creció a 800 millones de pesos por no haber incluido el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en el proyecto ejecutivo, hasta que finalmente se fijó en mil 60 millones.

En análisis continuidad del CDICS

Respecto a la continuidad del CDICS, Luis Rodríguez Fernández dijo que aún se analiza por parte de la Secretaría de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico (Secotrade), considerando su importancia en el desarrollo de obras de infraestructura a nivel estado.

Por último, reconoció el esfuerzo del gobierno del estado por transparentar lo sucedido en el Centro Expositor y actuar en consecuencia contra quienes resulten responsables del sobrecosto y retrasos de obra, como sucedió recientemente con la constructora Unión Presforzadora.