El Fondo Monetario Internacional obtuvo 430 mil millones de dólares en financiamiento adicional para aumentar su capacidad  de “apagar futuros incendios”, a pesar del renovado escepticismo sobre las acciones tomadas en Europa para revertir la crisis de deuda soberana y evitar el colapso del Euro.

Los fondos provinieron en su mayoría de países europeos y economías del G-20 incluyendo la de México, con lo que el FMI tendrá capital disponible para préstamos contingentes y de reestructuración para países europeos y no europeos por ¡más de un millón de millones de dólares!.

Lagarde logró su cometido luego de que 13 países comprometieron en total 430 mil millones de dólares en préstamos voluntarios que no cuentan para cuota de capital, incluyendo Gran Bretaña que hoy se sumó con 15 mil millones de dólares, Australia con 7 mil millones, Corea del Sur y Arabia Saudita con 15 mil millones cada uno.

Aporte de emergentes

El total aumentará pues extendieron su compromiso de participar China, Rusia, Brasil, India, Indonesia, Malasia, Tailandia y México por lo que dio a conocer en la conferencia de prensa conjunta FMI-G20, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

“México contribuirá y lo haremos conforme al consenso y se concretará antes de la reunión de presidentes del G20”, puntualizó sin detallar el monto que se aportaría, independientemente del autorizado recientemente por el Congreso.