El polémico “Punto de Equilibrio” propuesto por el consorcio alemán ha generado respuesta inmediata tanto de la Comisión Revisora, el Comité Ejecutivo como del Sindicato Independiente de Trabajadores de Volkswagen de México (Sitiavw), que han convocado a los nueve mil 200 afiliados a una asamblea el próximo miércoles para votar si aceptan o rechazan el ofrecimiento patronal.

La asamblea se realizará al interior de la planta de Volkswagen localizada en Cuautlancingo pasado mañana (13 de julio). El horario del encuentro laboral para aprobar o reprobar la oferta de sus patrones aún no se establece.

La última ocasión que los trabajadores sindicalizados realizaron una asamblea al interior de la planta armadora ocurrió en el 2009, hace siete años, cuando determinaron colocar las banderas rojinegras en las puerta de la planta para decretar la huelga.

Es preciso comentar que desde hace siete años no se realizaba una consulta a la base para la revisión contractual o salarial en la factoría alemana. La última vez fue en 2009, cuando los obreros votaron a favor de una huelga.

El Sitiavw y la parte patronal comenzaron las negociaciones en Contrato Colectivo de Trabajo el pasado jueves 7 de julio. La base sindical pide un 10 por ciento de incremento directo y 5 puntos porcentuales en prestaciones.

Rey David García Avendaño, líder del Sitiavw, ha puntualizado que el sindicato respetará la determinación de los nueve mil 200 sindicalizados que derive del proceso que ejercerán libremente el miércoles próximo.

La empresa germana propuso el jueves anterior el “Punto de Equilibrio” en su pliego petitorio que, posteriormente, rechazó la Comisión Revisora al considerarla como unilateral: jornada obligatoria en días festivos, al trabajar un sábado solo se cobraría un día tabulado más la prima correspondiente según sea el caso y carpeta en pago de 25 días, lo cual afecta directamente la remuneración del tiempo extra.

Durante la asamblea, se conocerá la forma en que los sindicalizados se organizarán para rechazar o aprobar la oferta patronal que es similar al “Punto de Equilibrio” que ahora impera en la planta armadora alemana de España.

El dirigente sindical, García Avendaño, señaló que el mismo miércoles se conocerá la determinación de la base trabajadora que no estará a discusión.

Bajo ese panorama democrático, los nueve mil 200 sindicalizados pondrán en marcha su futuro laboral y económico. 

La mayor parte de la base trabajadora alcanza salarios entre los 393 y 416.13 pesos diarios, para catalogarse entre los mejores pagados del país.

No afecta oferta patronal

Especialistas económicos y financieros han destacado que la oferta del consorcio alemán no afecta en las percepciones de los trabajadores de la Volkswagen, pero ellos definirán si aceptan o no la propuesta patronal.

Marcos Gutiérrez Barrón, experto financiero de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), puntualizó que dada la madurez de la empresa automotriz Volkswagen como del sindicato, apuesta por un arreglo en la negociación salarial entre ambas partes, pero advirtió que existirán momentos complicados a lo largo de las negociaciones  pero no imposibles de resolver satisfactoriamente para los protagonistas.

“Se espera que, al igual que en los años anteriores, la negociación contractual finalice en un buen acuerdo que beneficie tanto a los trabajadores como a la armadora”.

El también académico destacó que ambas partes agotarán todos los medios posibles para evitar una huelga en agosto próximo.

“En toda negociación, siempre hay un yo propongo, y no me das para llegar a un punto que a ambos convenga. Por lo tanto, creo que esta en este nivel (la negociación contractual).

”Las dos partes van a ir cediendo de tal manera que van a obtener lo que buscan, aunque al principio las demandas del sindicato hayan sido más elevadas”, remató.

Además, consideró que difícilmente las partes llegarán a un escenario extremo donde se rompan las negociaciones porque al final de cuentas llegarán a acuerdos.

El economista pormenoriza que las negociaciones estarán observadas por el gobierno federal y el estatal para intervenir en caso de ser necesario.

El emplazamiento a huelga vence el próximo mes de agosto, pero Gutiérrez Barrón confía en que privará la prudencia para evitar la instalación de las banderas rojinegras como ocurrió en el 2009.

Canacintra

En tanto el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Horacio Peredo Elguero, dijo que desde su perspectiva, el incremento de 10 por ciento directo al salario y 5 puntos porcentuales más inyectados  a las prestaciones que pide el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw) en su pliego petitorio, no corresponde con la realidad financiera en la que ha caído México. 

"Yo lo que veo es que no va acorde con la negociaciones con otras empresas y que tampoco va acorde con las condiciones económicas del país y del estado", destacó.

Para Peredo Elguero, el resultado de las negociaciones empresa y SITIAVW deberá contribuir a generar en Puebla un ambiente económico propicio para enfrentar lo que venga de manera positiva.

Modificar 15 cláusulas

Durante la semana que concluyó, el secretario general del SITIAVW, Rey David García Avendaño, señaló que el sindicato está solicitando la modificación de 15 de las 86 cláusulas del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), relacionadas con rubros administrativos y laborales, sin que se contemplen esquemas de flexibilización; en tanto la empresa ha presentado el proyecto Punto de Equilibrio.

El consorcio alemán  Volkswagen con sede en México y el  sindicato dieron inicio formal a la negociación salarial, donde los trabajadores adheridos al Sitiavw piden 10% directo y 5% en prestaciones.