El secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Puebla, Leobardo Soto Martínez, sostuvo que los transportistas que trabajaron en la construcción de las plataformas de Audi de México nunca adquirieron combustible robado y que las compras se realizaron directamente en las gasolinerías de Pemex.

En entrevista, luego de los señalamientos que hubo en su contra por haber operado con combustible robado, dijo que los señalamientos hechos en su contra carecen de sustento y revelan la “envidia” de algunas organizaciones que no lograron obtener el Contrato Colectivo de Trabajo, además de tener un trasfondo político.

Indicó que la central obrera ha pedido a sus agremiados que siempre se conduzcan conforme a la ley y el sector transporte de la construcción es uno de los más numerosos mientras que ninguno de los conductores fue detenido por comprar combustible robado.

“Hoy ya no se sabe si es político, si es de otros partidos o si es del mío, ya no se sabe pero lo cierto es que hay mucha envidia de otras organizaciones desde que iniciamos la obra (…) Nosotros estamos tranquilos, tenemos la conciencia tranquila”.

Leobardo Soto Martínez explicó que en esta obra prestaron sus servicios alrededor de 2 mil camiones operados por el mismo número de choferes y aseguró que los dueños de estas unidades son los directamente responsables del pago de su salario, seguro médico y el suministro de combustible.

Aclaró que “no administro camiones, ni tengo camiones y quienes los tienen son los que ellos mismos hacen sus convenios con las gasolineras de la región y ahí están los contratos. Fueron 22 sindicatos adheridos a la CTM y ahí está todo perfectamente comprobable”.

Soto Martínez, adelantó que estarán valorando la posibilidad de presentar una demanda por daño moral en contra del diario que realizó esta publicación. “Vamos a consultarlo con nuestros abogados y vamos a denunciar al diario porque es un señalamiento totalmente falso”.

Asimismo dijo que se resolvió el problema de los adeudos que se tuvieron con los transportistas en la construcción de las plataformas en San José Chiapa.

Recordó que el problema se presentó en el mes de junio de 2015 luego de más de un año en los que las empresas constructoras de AUDI no le habían pagado a los transportistas.

Indicó que los adeudos eran por 40 millones de pesos a los camioneros que laboraron en la construcción de las plataformas de la empresa automotriz AUDI de México en San José Chiapa.

En entrevista, dijo que los mil 200 transportistas esperaron que las 40 empresas constructoras subcontratistas cubrieran estos atrasos que arrastraron por más de un año.

Soto Martínez, señaló que otras empresas también se atrasaron en el pago de los salarios, pero todo fue resuelto.

La denuncia

Por la mañana del lunes, el Diario Milenio publicó la noticia de que al menos 700 camiones de carga operados por el líder de la CTM en Puebla, Leobardo Soto Martínez durante el proceso de construcción de las plataformas de la empresa AUDI, acudían a cargar combustible a puntos de Acatzingo y Tepeaca.

Firmada únicamente por Redacción, el diario señala que nunca se vio a los camiones cargar gasolina en los establecimientos legales, sino que acudían a zonas donde se vende el combustible robado.

De acuerdo a la publicación, el precio por litro para los camiones de la CTM era de solo cuatro pesos.