La etapa incierta en la que se desarrolla el país requiere de personas con carácter y firmes en sus decisiones como la mostrada por la base del SITIAVW al votar en contra del Punto de Equilibrio. La negativa de los técnicos de la planta armadora ha hecho historia en el sindicalismo nacional y no pone en riesgo sus fuentes de trabajo. Las conquistas laborales no pueden borrarse con un plumazo como lo propuso el consorcio alemán Volkswagen en su pliego petitorio.

El dirigente del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen, Rey David García Avendaño –en conferencia de prensa– negó que se presenten despidos por la determinación de la base laboral.

El miércoles fue un día histórico en el sindicalismo mexicano –dijo– por mostrar un sindicato y una base laboral sólida, inteligente y con ganas de continuar contribuyendo en la economía estatal y nacional.

“No existe esa posibilidad (de despidos). El ejercicio democrático no condiciona una cosa con la otra; desde mi punto de vista no existe esa posibilidad. Las cuestiones administrativas en eso se quedan y las negociaciones continuarán de forma civilizada como siempre se han realizado”, puntualizó.

La civilidad mostrada del gremio sindical de los 8 mil 739 trabajadores a lo largo de la jornada, incorporada al potencial estratégico del SITIAVW, dijo, confirma que la apuesta del sindicato por realizar este tipo de ejercicios democráticos cada vez que se realice una revisión del Contrato Colectivo de Trabajo o de otra instancia que pueda alterar la vida laboral fue una determinación adecuada desde el principio de la gestión de la organización a su cargo.

Rey David puntualizó que fue un 70 por ciento de la base del SITIAVW la que ejerció su derecho en las seis urnas que se instalaron el miércoles en la sede del organismo sindical para rechazar la propuesta patronal puesta en la mesa de negociaciones.

El proceso de negociaciones entre la empresa alemana en México con sede  en Cuautlancingo, continuará hasta llegar a un acuerdo conciliatorio entre ambas partes para evitar la instalación de las banderas rojinegras el próximo jueves 18 de agosto a las 11 horas.

García Avendaño destacó que en las siguientes charlas conciliatorias con los representantes de la empresa armadora de autos, el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen mostrará madurez como la reflejada por sus agremiados en la jornada histórica para los sindicalizados.

Proceso

La víspera, el proceso del pasado miércoles comenzó a las 6:30 de la mañana, fue avalado por el notario 23 Antonio Oropeza Barbosa, quien al concluir la consulta bromeó –con una serie de ademanes– al destacar que la diferencia era abismal. 

Más de una decena de trabajadores entrevistados por esta casa editorial, destacaron que la propuesta patronal dañaría su economía por las reducciones salariales.

“A los trabajadores no nos conviene porque se darán reducciones salariales que dañarán la economía familiar. Las horas extras las quitarán y trabajaremos los días que la empresa quiera”, coincidieron.

Sindicalizados que pidieron la gracia del anonimato, aseguraron que votaron por el NO al Punto de Equilibrio porque de lo contrario pasarán a ser esclavos del consorcio alemán Volkswagen.

Solicitaron que el Punto de Equilibrio también se aplique a los dirigentes y personal administrativo de la planta.

La determinación de los más de 7 mil trabajadores agremiados al SITIAVW se respetará hasta el último instante de la negociación que concluirá en agosto próximo, aseguró el secretario de comunicación Mariano Bueno Sánchez.

Producción

La planta armadora Volkswagen representó en el primer semestre del 2016 el 12.27 por ciento de la producción de vehículos a nivel nacional con un total de 205 mil 468 unidades, una baja de 16 puntos porcentuales respecto a la primera mitad del 2015.