"La autoridad estatal vigilará que no hayan sido arregladas las licitaciones para los servicios de recolección de basura y manejo de residuos en la capital, luego de que el Ayuntamiento de Puebla pretende otorgar concesiones por 15 años", afirmó el gobernador, Miguel Barbosa.

Además, le recordó a la comuna que su propuesta debe recibir la aprobación del Poder Legislativo, ya que trasciende a la actual administración municipal.

“Como la pretensión es hacer una concesión por un periodo mayor al plazo, pues tiene que pasar por el Congreso, por eso se necesita información de las dos pretendidas concesiones a otorgar, la de la recolección y la del manejo de residuos; y garantizar que sea una licitación que no tenga beneficiario comprometido, que no todo apunte a que esté comprometida la licitación”, detalló el mandatario poblano.

Destacó que se revisarán a detalle las licitaciones, con el objetivo de que no ocurra lo mismo que con las anteriores administraciones estatales, que dejaron una importante deuda a las finanzas de Puebla por los próximos años.

“Hoy no podemos solamente ver que se quiera otorgar una concesión, donde se constituya una deuda muy grande en contra de un municipio y a favor de una concesionaria.

“Entonces, para evitar ese tipo de cosas, lo que se debe tener es información. Hay un grupo interinstitucional que está revisando todo”, advirtió Barbosa Huerta.

Admitió que no desea que su gobierno cargue con la imagen de que dejó pasar una carga de este tipo a las finanzas municipales.

“No al rato que nos digan, oigan, pero si ustedes estaban ahí, ¿cómo permitieron que una concesión constituya una deuda tan grande en contra del ayuntamiento, sin que se hayan dado cuenta? No, no es así. No queremos ser los que manejaron este tipo de cosas de una manera tan sospechosa, como fue en los gobiernos anteriores”.

Miguel Barbosa resaltó que la deuda no es para el actual ayuntamiento, pues se le quedará al municipio y las autoridades que lleguen. A pesar de ello, mostró su disposición de apoyar a la comuna.