El agente del Ministerio Público de la Federación, consignó ante el juez Cuarto de Distrito en el estado, a Andrés Otero García (o Andrés Sotero García), por su presunta responsabilidad en la comisión del delito contra la salud, en la modalidad de posesión con fines de venta del narcótico denominado cocaína.

De acuerdo con la averiguación previa AP/PGR/PUE/PUE-I/339/2011, elementos de la Policía Estatal Preventiva se encontraban realizando un recorrido de seguridad y vigilancia sobre el bulevar 5 de Mayo a la altura de la 6 Norte, percatándose de la presencia de Otero Garcí, quien al ver a los uniformados arrojó un envoltorio de tela en la vía pública y mostró una actitud sospechosa; al realizarle una revisión al paquete que había tirado, encontraron 132 envoltorios con nueve gramos 800 miligramos de cocaína.

Por lo anterior Otero García y la droga quedaron a disposición del Fiscal Federal, quien inició la averiguación previa referida, dentro de la cual lo consignó, turnando el caso ante el juez para los efectos legales correspondientes, dejándolo interno en el Centro de Reinserción Social del estado.

El gobierno federal continúa sosteniendo con firmeza su compromiso indeclinable con la sociedad para fortalecer el Estado de Derecho y garantizar la seguridad pública en todo el país.

El agente del Ministerio Público de la Federación, consignó ante el juez Cuarto de Distrito en el estado, a Alfonso Nava Trejo por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en la modalidad de portación de arma de fuego de uso reservado del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

De acuerdo con el expediente AP/PGR/PUE/PUE-V/344/2011, elementos de la Policía municipal de Cuautlancingo, recibieron una llamada de auxilio para que se trasladaran a la avenida México-Puebla, ya que en una farmacia se estaba llevado a cabo un robo.

Al llegar al lugar, sorprendieron al ahora inculpado cuando apuntaba con un arma a los empleados del lugar y al darse cuenta de la presencia de los uniformados, intentó fugarse. Sin embargo, fue asegurado en posesión de una pistola calibre .38 mm súper, abastecida con nueve cartuchos del mismo calibre.

Por lo anterior, Nava Trejo fue puesto a disposición del ministerio Público del Fuero Común, por el delito de robo calificado, y a su vez el desglose al representante social de la federación, por la portación del arma, iniciando la averiguación previa la cual lo consignó, turnando el caso ante el Juez, la causa para los efectos legales correspondientes y dejándolo interno en el penal estatal.

Con ello queda de manifiesto la coordinación interinstitucional entre las autoridades federales y municipales en materia de seguridad y procuración de justicia.