Durante el fin de semana la Procuraduría General de Justicia (PGJ) reportó cinco robos a casa habitación y uno a transeúnte, ocurridos en la ciudad de Puebla, donde el monto de los robos supera el millón de pesos; los afectados presentaron sus denuncias en las delegaciones Sur, Centro y Oriente del Ministerio Público 

Valerio de Jesús Cano García, empleado de 25 años de edad, señaló que el domingo a las 21:00 horas caminaba sobre el bulevar Valsequillo y la 14 Sur, cuando un mujer le dio alcance para ponerle una navaja en el estómago; posteriormente se presentó un sujeto con muchos tatuajes y visco, quien lo despojó de sus valores cuantificados en 13 mil pesos. Los sujetos se dieron a la fuga.

Luz Morales Contreras, medico de 35 años de edad, señaló que el domingo a las 9:00 horas corría en el parque ecológico Revolución Mexicana, razón por la que dejó estacionada su camioneta Patriot en la calle 36 Oriente, sitió en donde al intentar abordarla a las 10:30 horas se percató que uno de los cristales de su camioneta ya estaba roto; al ingresar a su vehículo ya no se encontraban diversos objetos de valor, valuados en 24 mil pesos.

Ana Valeria Yazmín Morales Muñoz, comerciante de 58 años de edad, señaló que el domingo a las 18:30 horas salió de su vivienda ubicada en privada 14 A Sur 3923, fraccionamiento Anzures, en donde al regresar en compañía de su familia a las 23:00 horas se percataron que sus perros se encontraban encerrados, por lo que al ingresar al domicilio éste se encontraba desordenado, sin electrodomésticos, joyería de oro y dinero en efectivo. Los responsables lograron darse a la fuga, sin ser vistos, con un millón 100 mil pesos en valores.

Enrique Santander Aguilar, empleado de 51 años de edad, señaló que el sábado a las 17:00 horas se encontraba en su casa ubicada en calle 56 Norte 1619, colonia Fovissste, en donde se presentó personal de la empresa Megacable para revisar su instalación, siendo éstos los individuos de la unidad con placas TWR1597. Al concluir la revisión se retiraron del lugar; más tarde, el afectado se percató de la falta de 7 mil pesos en efectivo que se encontraban dentro de un cajón cerca del televisor. Al seguir revisando también notó la falta de diversa joyería, a la cual cuantifica en 6 mil pesos, razón por la que responsabiliza a los trabajadores de Megacable, quienes fueron los únicos que ingresaron a su vivienda.

Guadalupe Cecilia Lozano Reyes, de 26 años de edad y trabajadora de la empresa Ferymen dedicada a la venta de suplementos alimenticios, ubicada en calle 17 Poniente 303, colonia El Carmen, sitió en donde al presentarse el domingo a las 9:00 horas a laborar, se percató que la empresa ya había sido abierta, además de que se habían apoderado de mercancía diversa. Los responsables escaparon con un monto de 10 mil pesos.