Jorge Ulises Castel Hernández, de 18 años de edad, decidió quitarse la vida ahorcándose, se amarró al cuello una manguera de plástico y el otro extremo lo ató a una marquesina del patio de su casa, ubicada en el 4805 de la 104 Oriente, esquina con 48 norte, de la colonia Bosques de Santa Anita, al parecer en los momentos en que se encontraba drogado por inhalar PVC.

Quien descubrió a Jorge suspendido de una marquesina fue su hermana Susana, esto a las 10 horas del sábado 28 de enero, de inmediato solicitó el auxilio de paramédicos de la Cruz Roja y al lugar arribaron en la unidad 295, tras revisar el cuerpo le informaron que ya no tenía signos vitales, por lo que dieron parte al Ministerio Público de Homicidios.

Al lugar acudió el representante social de turno, José Antonio Hernández Sucilla, quien se hizo cargo de las primeras investigaciones, dando entrada a la constancia de hechos 042/2012/AEHOM, girando instrucciones para que el cuerpo de Jorge fuera trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde el médico legista se hizo cargo de la necropcia, reportando que las causas de su muerte fueron de asfixia por ahorcamiento.

Los familiares de Jorge Ulises dicen que este presentaba problemas de drogadicción y que el suicidio pudo haber ocurrido tras haberse intoxicado con el químico conocido como PVC.