La Procuraduría General de Justicia (PGJ), a través del Ministerio Público de Homicidios, abrió investigaciones para aclarar el crimen de Nayeli Arana Pérez, de 27 años de edad, enfermera del Hospital General del Norte, quien fue hallada sin vida a orillas de la carretera ramal Aeropuerto, en el municipio de Huejotzingo.

Los primeros informes del crimen indican que Nayeli fue estrangulada, al parecer con un cinturón, sin que hubiera indicios de violación, luego de que las ropas que llevaba —uniforme del nosocomio— estaban en perfecto estado. Los investigadores no descartan que pueda tratarse de un homicidio pasional.

El cuerpo de la enfermera fue encontrado por elementos de la Policía Federal, quienes realizaban un recorrido por la zona y en el kilómetro 3, les llamó la atención lo que parecía ser un cuerpo, detuvieron la patrulla y se aproximaron para constatar que era una enfermera, por lo que dieron parte al Ministerio Público para que iniciaran las investigaciones correspondientes.

El esposo y ahora viudo de Nayeli acudió ante el representante social para identificar el cuerpo de la que fuera su mujer, se dijo extrañado por la hora en la que fue hallado, su esposa tenía que salir el domingo 12 de febrero a las 15:00 horas; la esperó en el nosocomio, como no la vio salir le llamó a su celular y quien contestó fue un agente ministerial que investigaba el crimen.

Juan Román Hernández dijo que su mujer le había confiado que un compañero de trabajo la acosaba en forma continua, por lo que esta será la primera línea de investigación: el acoso.