José Prospero Alameda Jiménez, quien se ganaba la vida como vendedor de hierbas y pomadas naturales, fue asesinado a golpes y su cuerpo fue abandonado en una barranca de la población de San Francisco Coapa, que pertenece a San Pedro Cholula. Hasta el momento no existe motivo del crimen.

Cerca del mediodía del jueves, el agente del Ministerio Público de San Pedro Cholula acudió a realizar las primeras investigaciones del crimen. El cadáver se encontraba a unos 150 metros de la carretera de San Andrés Calpan, a unos cuatro metros de profundidad, hasta donde llegaron peritos en criminalística y medicina forense de la Dirección de Servicios Periciales, en busca de pistas.

Los primeros en hallar el cuerpo, que presentaba cinta canela en el cuello, como para ahorcarlo o sostener una bolsa en la cabeza, fueron vecinos de la región; más tarde, llegaron elementos de la Policía Municipal, la del Estado y la Ministerial de la comandancia de San Pedro, para realizar las primeras investigaciones.

El cuerpo del desafortunado sujeto, quien tenía el rostro casi deforme por los golpes, fue trasladado al anfiteatro del panteón municipal para que el médico legista se hiciera cargo de la práctica de la necropsia. Más tarde fue identificado por sus familiares, quienes dicen que se ganaba la vida vendiendo sus hierbas en mercados rodantes e incluso a bordo de unidades del transporte público.

Hasta el momento se desconocen detalles de cuándo fue visto con vida por última vez y cuál es el móvil del crimen.