La Procuraduría General de Justicia (PGJ) informa que la Fiscalía General Regional, a través de la Agencia del Ministerio Público, solicitó y obtuvo de la autoridad judicial la medida cautelar de arraigo en contra de Jaime Rosas González, quien se desempeñaba como cajero de la bóveda del Bancomer, sucursal Tecamachalco.

Se estableció que fue el pasado 9 de diciembre cuando una persona que se identificó como custodio de la empresa de valores denominada transportes Lock SA de CV acudió con Jaime Rosas González para solicitarle la concentración monetaria.

De acuerdo con la declaración ministerial, el hoy arraigado hizo entrega de la cantidad de 13 millones 600 mil pesos aproximadamente a quien —después se supo— no era empleado de la empresa de valores, ya que minutos más tarde un custodio de la misma empresa de valores acudió a recoger el dinero, percatándose de que la cantidad fue captada de forma ilícita.

Por lo anterior, el agente del Ministerio Público, la Policía Ministerial del Estado y la Dirección de Servicios Periciales acudieron al lugar a realizar las primeras investigaciones y diligencias.

Con la finalidad de ampliar la investigación, la representación social solicitó y obtuvo de la autoridad judicial la orden de arraigo en contra del cajero, para determinar si esta persona tiene algún vínculo con el ilícito, ya que entre otros aspectos habrá de definirse si cumplió o no con el manual de procedimientos establecido por la institución bancaria.