Cerca de las 6 horas ‎de este viernes una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos ocasionó una explosión que incluso alcanzó dos camionetas que transportaban contenedores de gasolina robada.

La explosión pudo haber ocurrido a consecuencia de negligencia para sustraer hidrocarburos o una acción gangsteril por parte de sujetos que se disputan el control del robo en ductos en la zona oriente del Estado de Puebla.

La explosión ocurrió en el cruce de ductos por la Junta Auxiliar de Palmarito Tochapa, del municipio de  Quecholac.

Tras el siniestro al lugar acudieron elementos de Seguridad Física de Pemex, así como de Bomberos, del Ejército Mexicano, para que el siniestro fuera controlado y la toma fuera sellada.

Se reportó que en siniestro no se registraron pérdidas humanas.

Las autoridades federales realizan las investigaciones correspondientes.