El Gobierno de Puebla, a través de la Fiscalía General del Estado (FGE), se "lavó las manos" tras la agresión armada ocurrida en la población de "La Purísima" del municipio de Palmar de Bravo, donde un grupo armado mató a cuatro y levanto al menos a tres de los pobladores en un presunto ajuste de cuentas entre "chupa ductos".

Por medio de un comunicado, la Fiscalía que preside Víctor Antonio Carranca Bourguet, se desistieron de la violencia que prevalece en el "Triángulo Dorado" y señaló que el delito de robo de hidrocarburos es federal, argumentando que a ellos sólo les corresponde "cuadyuvar" en las investigaciones, cuando se trata de un múltiple asesinato, que le corresponde al fuero de lo común.

El comunicado precisa que la noche del 30 de Mayo, en la Junta Auxiliar de "La Purisima", del municipio de Palmar de Bravo, hombres armados detonaron armas de fuego y mataron a cuatro personas de nombres: ‎Miguel Ángel M., José M., Rolando Rosendo M. y Orlando C., pero no informa que ese mismo grupo se llevó a por lo menos tres hombres vecinos de ese lugar.

La Fiscalía, dice el comunicado, abrió una carpeta de investigación, misma que dice compartirá con las autoridades federales para que se continúe con las investigaciones.

Corre y se oculta Policía de Palmar de Bravo

Al momento de conocerse de la incursión de un grupo armado a la población de "La Purisima", los elementos de la Policía Municipal de Palmar, junto con su comandante Martín Tecua, salieron corriendo de las instalaciones, no para acudir al auxilio sino para ocultarse, ante el temor de que fueran atacados.

Versiones de vecinos de la zona, indican que Martín Tecua, el encargado de la seguridad pública tiene nexos con al menos una de las bandas de "chupa ductos", que de hecho funcionarios de ese municipio permiten el robo de combustible y la circulación de vehículos cargados con hidrocarburos por todo el municipio.

Por esa misma razón, y ante el temor de que los hombres armados acudieran a la presidencia, donde estarían los "padrinos" de los ladrones en ductos, esta fue resguardada por la Policía del Estado.

En la entrada de la Agencia del Ministerio Público de Tecamachalco fueron colocados dos vehículos con elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), para evitar o enfrentar cualquier ataque.

Toda la noche y parte de la madrugada del miércoles fue de terror para los vecinos de la población de "La Purisima", además de preocupación por las autoridades municipales.

Desde que fue notificada la presencia del grupo armado, tanto las Policías Municipales adscritas a cuatro de los cinco municipios del "Triángulo Dorado", así como la Policía del Estado, la Federal, la AEI, iniciaron recorridos en patrullas, para tratar de ubicar a los agresores.

Los desaparecidos

Se sabe que los hombres que fueron ejecutados en pleno zócalo de La Purísima de Bravo son: José Morales, de 40 años de edad; Miguel Angel Morales Castillo de 14‎; Rolando Morales de 33 y Orlando.

Se dijo que estos mismos sujetos que ejecutaron a los antes nombrados, se llevaron a al menos tres vecinos de esta Junta Auxiliar y que sus paradero se desconocen.

Se dijo que podría tratarse de una operación "limpieza", por parte del crimen organizado.