En el Hospital General del Sur murió una mujer que padecía de ataques epilépticos y que ingirió medicamentos diversos con la intención de quitarse la vida.

La occisa fue identificada como Marina Carreón Alonso, quien tenía 30 años de edad. De acuerdo al parte médico, se indica que ingresó en estado inconsciente.

El agente del Ministerio Público de Homicidios que tomó conocimiento de la muerte de esta mujer, ordenó que el cuerpo fuera trasladado al Servicio Médico Forense (semefo) para que el médico legista se hiciera cargo de la práctica de la necropsia.

Los familiares de la mujer, quienes la encontraron, dijeron que estaba tendida en el piso y arrojaba espuma por la boca. Llamaron a paramédicos del 066 para que la auxiliaran y trasladaran al hospital.

La mujer ingirió pastillas de valproato de magnesio de fenitoina y carbamazepina, lo que le costó la muerte, aunque no dejó recado póstumo.

El caso fue radicado en la Constancia de Hechos 513/2016/AEHOM.