Al parecer, por falta de algún tipo de estimulante y tras haber sufrido un ataque de epilepsia, un hombre de 36 años de edad cayó muerto en la calle Pino y Barranca del Tepetape, de acuerdo a reportes de la Fiscalía General del Estado (FGE).

A las 10:40 horas, personal de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) tomó conocimiento de la muerte de Reyes Ramírez Pérez, cuyo cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo).

Antes de la llegada de los investigadores, al lugar acudieron paramédicos de SUMA que revisaron el cuerpo y reportaron que ya no tenía signos vitales.

La mamá de este hombre fue quien acudió a la identificación del cuerpo, señalando que su hijo,  además de padecer ataques epilépticos, tenía problemas con el consumo de estimulantes no revelados.

Este hombre falleció a 100 metros de su casa, de acuerdo a la declaración de la madre del hombre.

Al término de las primeras investigaciones, el cuerpo de este hombre fue entregado a sus familiares para los trámites del sepelio.