Un niño de un año y 6 meses de nacido murió ahogado tras caer en forma accidental en una cisterna con agua que tenía la puerta abierta, cuando estaba jugando, esto en una de las casas de la colonia La Resurrección.

‎Los hechos donde muriera Ángel Gabriel, ocurrieron en la casa ubicada en calle Miguel Hidalgo 48, lugar donde Agentes estatales investigadores y el Ministerio Público se hicieron cargo de las primeras investigaciones, siendo trasladado el cuerpo al Servicio Médico Forense (Semefo).

La mama del menor fue quien se hizo cargo de identificar el cuerpo y declaró haberlo encontrado en el fondo de la cisterna de su casa, cerca de las 14:30 horas del sábado, por lo que llamo a su marido y este se metió para sacarlo.

Se dijo que el niño andaba corriendo y que accidentalmente cayó a la cisterna que tenía la puerta abierta.

Paramédicos del 066 llegaron para revisar al niño reportado que este ya no tenía signos vitales.

‎El médico legista se hizo cargo de la práctica de la necropsia, reportando que falleció como consecuencia de asfixia por sumersión.

‎El caso fue radicado a la Carpeta de Investigación 918/2016/ZONA CENTRO.