Por sufrir quemaduras de segundo y tercer grado en gran parte de su cuerpo al tratar de prender una fogata, un hombre de 38 años de edad murió en el Hospital General del Norte. La esposa del hoy occiso dijo que el accidente se produjo el pasado dos de enero, aunque ella no fue testigo presencial.

A las 22 horas del sábado, personal de la Policía Ministerial del Estado se trasladó al nosocomio para tomar conocimiento de la muerte de Raymundo Pedro Colula Martínez, dando inicio a la Carpeta de Investigación 649/2017/Z.C.

De acuerdo al parte médico, Raymundo Pedro presentaba quemaduras severas de segundo y tercer grado, lo que provocó su muerte. El cadáver fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) para que el médico legista se hiciera cargo de la práctica de la necropsia.

La esposa de este hombre acudió a identificar y a reclamar el cuerpo de su marido, señalando desconocer cómo fueron los hechos pues dijo que se enteró del incidente por medio de una llamada telefónica de uno de sus amigos, quien le informó que su esposo había sufrido quemaduras al tratar de prender una fogata había, por lo que lo trasladaron al hospital donde murió.

Una vez terminadas las primeras investigaciones, el cuerpo del desafortunado sujeto fue entregado a sus familiares para los trámites del sepelio.