Un empleado de una fábrica de calcetines de Huejotzingo, fue asesinado a balazos por sujetos desconocidos tras negarse a entregar el dinero de la nómina que antes había retirado de una sucursal bancaria, cuando se encontraba en el interior de la empresa. Los homicidas se dieron a la fuga y aún se desconoce si lograron llevarse el dinero en efectivo.

La tarde del lunes, la Policía Municipal de Huejotzingo se movilizó al kilometro 90.5 de la carretera federal México-Puebla, para atender una llamada de auxilio que reportaba un asalto en la fábrica de calcetines de exportación, San José y que había una persona herida.

Al lugar llegaron paramédicos de SUMA que revisaron al lesionado, reportando que este ya se había desangrado y muerto, por lo que dieron aviso a la Fiscalía General del Estado (FGE).

Elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) acudieron a realizar las diligencias del levantamiento de cadáver, siendo trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) para que el médico legista se hiciera cargo de la práctica de la necropsia.

En la zona donde ocurrió el asalto, diversas corporaciones de policía se organizaron para buscar a los asaltantes y homicidas, pero estos ya se habían dado a la fuga.

La FGE no ha informado si los sujetos que mataron al empleado se llevaron el dinero que era para el pago de la nómina de los empleados.