En Palmar de Bravo una toma clandestina ardió al ser alcanzada por el incendio de una camioneta que transportaba hidrocarburo robado. La flama alcanzó más de 10 metros de altura. Los hechos ocurrieron en una zona de cultivo conocida como “La Encrucijada”.

Durante varias horas, personal de Seguridad Física de PEMEX trabajó para controlar el incendio, mientras que elementos del Ejército Mexicano y de la Policía del Estado, acordonaron la zona.

Los hechos ocurrieron en un área poco poblada, cerca de Cuestas Blanca,  por lo que se dijo no fue necesario que los habitantes  fueran evacuados.

La densa columna de humo se apreciaba desde la autopista Puebla-Orizaba.

Cerca de donde estaba la toma clandestina, quedó una camioneta totalmente calcinada que transportaba contenedores  con hidrocarburos robados.