En el Hospital del Niño Poblano murió un niño de 11 años de edad a consecuencia de las lesiones que sufrió al caer de la azotea de su casa.

A las 8:50 horas del sábado, personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) acudió a realizar las diligencias del levantamiento de cadáver de Rafael, quien tenía 11 años de edad.

El padre de este niño dijo que el pasado 31 de julio, a las 7:40 horas, salió de su domicilio para irse a trabajar y apenas había llegado cuando su mujer le hablo por teléfono y le dijo que su hijo se había caído de la azotea.

Paramédicos de auxilio médico trasladaron al herido al hospital y desde ese día permaneció internado, hasta la madrugada del sábado pasado, cuando falleció.

El cuerpo del menor fue trasladado al Servicio Médico Forense para que le fuera practicada la necropsia correspondiente.

El caso fue radicado en la Carpeta de Investigación 11866/2018/Z.C.